sábado. 01.10.2022

La organización Nueva Vida, en colaboración con el Gobierno de Cantabria, ha reconvertido el albergue juvenil 'Gerardo Diego' en una residencia temporal para personas sin hogar durante la crisis del coronavirus.

De este modo, un total de 36 personas sin techo podrán ser alojadas en esta casona de Solórzano, con cabida también para animales de compañía, que se espera esté completa en el plazo de una semana.

Así lo ha informado esta ONG que ha puesto esta iniciativa como ejemplo de colaboración público-privada.

Según ha explicado, hace unos días, la Dirección General de Juventud, responsable de la gestión de los albergues juveniles en Cantabria, cedió el centro a la Dirección General de Políticas Sociales, que puso en manos de Nueva Vida la coordinación y organización de este servicio.

Durante cuatro días se ha trabajado "a contrarreloj". "En un tiempo récord hemos dispuesto el espacio, organizado el equipo de trabajo y acogido a las primeras personas", ha explicado el coordinador del centro y gerente de la ONG, Julio David García.

Además de la cobertura de las necesidades básicas, la asociación pretende promover entre los usuarios nuevas perspectivas de vida yabrir el camino hacia su reintegración en la sociedad.

Durante su estancia en Solórzano, podrán pasear o hacer deporte en el recinto, así como realizar talleres de fotografía o manualidades, todo ello bajo estrictas condiciones y normas de prevención del coronavirus. En este sentido, el centro también cuenta con equipos de protección facilitados por el Gobierno regional y por empresas privadas que colaboran de manera voluntaria.

Las personas alojadas en este albergue han sido derivadas de diferentes instituciones, entre otras, los servicios sociales de Santander y Torrelavega, el Hospital de Santa Clotilde, los ayuntamientos de Colindres y Puente Nansa, así como por particulares preocupados por la atención a las personas sin hogar de su comunidad.

OTRAS INICIATIVAS

La asociación también ha ampliado desde la semana pasada a todos el que lo necesite la cobertura de alguno de los servicios que proporciona normalmente a los grupos de riesgo con los que trabaja.

Por un lado, la ONG mantiene abiertas varias líneas telefónicas, en funcionamiento de lunes a domingo, desde donde su equipo de psicólogos ofrece herramientas y pautas "para que resulte más fácil aceptar la situación que vivimos".

Además, como resultado de estas consultas telefónicas, la ONG ha editado un documento con preguntas y respuestas frecuentes y que está disponible en español en su página web.

Por otro lado, a través de su red de voluntarios, presente en varios puntos de esta región, se están atendiendo a personas en situación de dependencia, con dificultad para hacer tareas básicas, o con alto riesgo de contagio, como las personas mayores.

Actividades como hacer la compra de alimentos o productos de farmacia, pasear animales de compañía, o hacer recados imprescindibles son algunas de las tareas que realiza el equipo de voluntarios.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí: https://www.ifomo.es/user/register?target=newsletter

Nueva Vida reconvierte un albergue juvenil en residencia para personas sin hogar
Comentarios