Los hosteleros cántabros, satisfechos con el fin del pasaporte Covid: "No nos gustaba"

Lamentan que todavía queden en vigor restricciones como las que afectan a los horarios, al ocio nocturno o al consumo en barra

Los hosteleros cántabros han mostrado su satisfacción por la retirada de la obligatoriedad del pasaporte Covid para acceder a los espacios interiores, ya que su aplicación no conllevaba la eliminación de las restricciones en sus establecimientos, que lamentan que todavía están en vigor.

Así lo ha dicho este miércoles en declaraciones a Europa Press el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), Ángel Cuevas, después de que Sanidad diera a conocer ayer que el pasaporte deja de tener vigor porque, tras imponerse la variante ómicron, más contagiosa y capaz de esquivar la inmunidad de los vacunados, ya no está cumpliendo su objetivo de evitar la transmisión en interiores.

"Nosotros ya sabíamos que no somos el mal de todo esto, que no somos los culpables de los aumentos de los contagios. Lo tenemos claro", ha sentenciado Cuevas, destacando los datos del Ministerio de Ciencia e Innovación que apuntan a que el 33% de los contagios se producen en fiestas privadas en las casas y en los botellones, frente al 0,10% de la hostelería.

Por ello, a los profesionales del sector hostelero "nos gusta" la medida de poner fin al pasaporte, ya que, como ha señalado su presidente, suponía "un esfuerzo adicional" en los establecimientos al requerir tener a "una persona en la puerta" pidiéndolo.

"Y hay que visualizar un bar pequeñito, en el cual trabaja un matrimonio, ¿y cómo lo hace, si su mujer está en la cocina y él en la barra?, ¿cómo hace ese despliegue para ir a la puerta para pedir pasaporte Covid?", ha cuestionado.

Además, ha remarcado que existe una "brecha digital" al haber "gente que tiene sus años, que trabaja en hostelería" y para quienes el control de clientes ha sido "dificultoso".

RETIRADA DE OTRAS MEDIDAS

Y aunque los hosteleros están contentos con la pérdida de vigor del certificado Covid, Cuevas ha recordado que todavía quedan por retirar las restricciones que afectan a los horarios de apertura, al ocio nocturno y al consumo en barra, "vital" para algunos negocios.

Como ha recordado, antes de implantar el pasaporte Covid los hosteleros pidieron al Gobierno que su entrada en vigor supusiera el fin del resto de restricciones, pero no fue así. "No nos gustaba", pero "si había que ponerlo" que fuera "en favor de no tener restricciones". "Pues todo lo contrario, se puso el pasaporte Covid y siguieron llegando las restricciones, que aún las tenemos hoy todavía y que han estado muy fuertes esta Navidad", ha criticado.

Por el momento, la AEHC ya no tiene asuntos pendientes contra Sanidad en los tribunales, pero "en el momento que veamos la más mínima posibilidad, siempre asesorados por nuestros servicios jurídicos, actuaremos", ha advertido el presidente de la asociación.

Comentarios