sábado. 03.12.2022

El 33% de los cántabros mayores de 80 años ya se ha vacunado con la cuarta dosis

En Cantabria se han administrado 44.810 vacunas contra la gripe, en su mayoría en personas de entre 60 y 80 años

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha vacunado con la dosis de refuerzo frente al COVID-19 a un total de 23.356 personas, de las que 13.497 son mayores de 80 años, con lo que se han administrado al 33% de la población incluida en esta franja de edad.

Además, según datos cerrados a fecha de ayer jueves, 20 de octubre, se han administrado 1.712 dosis al personal de los centros sanitarios y 1.366 entre los que trabajan en centros sociosanitarios (el 23% del total).

En el caso de las residencias, el total de personas institucionalizadas vacunadas asciende a 6.023; y en las residencias de 24 horas ha recibido la dosis de recuerdo el 73% de los usuarios.

En conjunto, las más de 23.000 dosis administradas (23.356) desde que comenzó la campaña el pasado 26 de septiembre suponen un 13% de la población mayor de 60 años o en condiciones de riesgo vacunada, según datos de la Consejería de Sanidad, que anima a toda la población susceptible de vacunación en Cantabria a que acuda a inocularse la dosis de refuerzo y mejorar así su protección frente al virus.

Desde hace casi cuatro semanas, el SCS está en pleno proceso de administración de estas vacunas a los sectores de población más vulnerables, como son los mayores de 80 años, las personas que viven o trabajan en residencias de mayores y otros centros de atención a la discapacidad, y el personal de los centros sanitarios.

La nueva dosis de vacunas ARNm bivalentes contra la COVID-19, que se está administrando en la actual campaña, está adaptada a la variante ómicron y se puede poner al mismo tiempo que la vacuna de la gripe.

Los centros de salud y Salud Cantabria Responde están haciendo una captación activa, con llamadas desde los centros sanitarios, y además se han habilitado más huecos en las agendas para poder vacunar. No tienen que vacunarse los mayores de 80 años que hayan pasado la enfermedad hace menos de tres meses y los menores de esa edad si han tenido COVID-19 en los últimos cinco meses.

Para ampliar la información sobra la campaña de vacunación, el SCS ha habilitado un espacio en su web donde permanentemente actualizará la información al respecto, al que se accede desde el enlace https://www.scsalud.es/coronavirus-vacunas-ciudadanos.

VACUNA CONTRA LA GRIPE

Además, la Consejería y el SCS animan a vacunarse frente a la gripe a todas las personas incluidas en los grupos diana y aseguran que es "fundamental proteger a la población vulnerable de esta enfermedad estacional".

En estos momentos, en Cantabria se han administrado 44.810 vacunas contra la gripe, en su mayoría en personas de entre 60 y 80 años.

Al igual que en años anteriores, la vacuna antigripal está recomendada a partir de los 60 años y para quienes tengan entre 6 meses y 59 años y pertenezcan a alguno de los grupos con riesgo de graves complicaciones por la gripe, como personas con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluida la hipertensión arterial aislada) o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística o asma.

También se aconseja la vacunación a niños mayores de 6 meses y adultos con enfermedades metabólicas (incluida diabetes mellitus), obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, enfermedades neurológicas y neuromusculares graves, inmunosupresión por fármacos, trasplantes o personas VIH positivo, cáncer, fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad celiaca, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, implante coclear o en espera del mismo, o trastornos y enfermedades que conlleven disfunción cognitiva como el síndrome de Down o las demencias.

La vacunación está también indicada en mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación, así como en niños y adolescentes que reciban tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar síndrome de Reye tras la gripe.

Se insiste también en aconsejar la vacuna en personas que por su actividad puedan transmitir la gripe a quienes tienen un alto riesgo de presentar complicaciones.Además, las autoridades sanitarias recuerdan la importancia de la mascarilla como mecanismo de prevención de contagios ante enfermedades víricas de trasmisión respiratoria como son la COVID-19 o la gripe justo en estos momentos en que las incidencias se están incrementando.

El 33% de los cántabros mayores de 80 años ya se ha vacunado con la cuarta dosis
Comentarios