El consejero de Sanidad aboga por "desterrar definitivamente el estigma" que existe sobre el VIH

Una docena de expertos de Cantabria y Asturias debaten en Valdecilla sobre cómo mejorar la vida de los pacientes

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera, ha clausurado este viernes la 'I Jornada VIH entre entidades sanitarias y ciudadanía de Cantabria y Principado de Asturias' y ha abogado por seguir trabajando "duro" para hacer frente a los "prejuicios infundados que aún se ciernen" sobre las personas que lo padecen.

La sala Gómez Durán del Hospital Valdecilla ha acogido el evento con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA (1 de diciembre) para abordar cómo mejorar la calidad de vida de las personas que padecen VIH y la necesidad de seguir trabajando para dar visibilidad a la enfermedad.

La jornada, organizada por la Fundación Marqués de Valdecilla (FMV) con el apoyo de la Escuela Cántabra de Salud, ha sido inaugurada por el gerente del Servicio Cántabro de Salud, Rafael Sotoca, y ha contado con la intervención de más de una docena de expertos, entre médicos, investigadores y asociaciones.

En la clausura, el consejero ha dicho que "lamentablemente", cuatro décadas después de darse a conocer el primer caso de VIH, "nos cuesta desterrar el estigma que todavía sigue acompañando a la enfermedad", pero "los prejuicios, los estigmas y la discriminación tienen que ser cosa del pasado".

En lo positivo, es "indiscutible" el avance del conocimiento y el tratamiento del VIH, lo que ha disminuido la mortalidad de los enfermos de SIDA, gracias a la eficacia de los tratamientos.

Aun así, Pesquera ha alentado a la ciudadanía para "no bajar la guardia" frente al VIH porque, aunque en los últimos años la cifras de infectados se mantienen "bastante estables", sigue habiendo diagnósticos tardíos y se detectan nuevos casos. Por eso, ha apostado por seguir fomentando la información, la educación en salud y la prevención como las medidas más eficaces para evitar contraer el virus.

"Debemos ir de la mano la administración sanitaria, los profesionales y la ciudadanía" para superar esta situación. "El VIH está ahora en otro escenario, el de la igualdad y el respeto a los pacientes portadores", ha defendido.

En la misma línea, el gerente del SCS ha manifestado que el estigma es "una de las principales barreras para erradicar la enfermedad". Asimismo, ha puesto el foco en la importancia del trabajo conjunto entre la sociedad médica y las asociaciones para mejorar la calidad de vida de los pacientes, y ha dicho que "hay que destacar el papel de las entidades civiles, porque aportan una visión distinta y dan apoyo a los pacientes".

Por su parte, el coordinador autonómico de Cantabria del Plan Nacional sobre el SIDA, Luis Viloria, ha recordado que la enfermad ha evolucionado mucho en los últimos 40 años y ha pasado de ser una enfermedad mortal a convertirse en crónica. Sin embargo, ha insistido, sigue siendo necesaria una correcta educación sexual.

"Hay que impulsar campañas informativas de educación para la salud, así como señalar la importancia del diagnóstico temprano", ha apuntado.

En el mismo sentido, la coordinadora autonómica de Asturias, María del Mar Cuesta, ha apuntado que hay que formar a los profesionales, así como adaptar los mensajes para que lleguen al mayor número posible de personas.

En el transcurso de la jornada, también la catedrática de Medicina de la Universidad de Cantabria y jefa de Servicio de Enfermedades Infecciosas de Valdecilla, María Carmen Fariñas, ha realizado un recorrido por los hitos más importantes que se han logrado desde 1981, cuando en EEUU aparecieron los primeros casos de infecciones de una dolencia desconocida.

El descubrimiento del virus, la aparición de los primeros tratamientos combinados, el 'paciente de Berlín', la profilaxis post-exposición, la estrategia 90-90-90 y los distintos tipos de tratamientos son algunos de los momentos más importantes por los que ha pasado esta dolencia.

Por su parte, el catedrático de Medicina y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Oviedo y profesional de la Unidad Enfermedades Infecciosas-VIH del Hospital Universitario Central de Asturias Víctor Asensi ha hablado de la medicina personalizada y de los distintos tratamientos que se suministran a los pacientes que padecen VIH en la actualidad.

Las poblaciones y los perfiles "han cambiado mucho" y, por tanto, el Comité Ciudadano Antisida de Asturias (CCASIPA) y la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida (ACASS) insisten en la necesidad del acceso a la información y a los tratamientos por parte de todos, especialmente de los colectivos más desfavorecidos.

"Trabajamos en la prevención, salimos a la calle para realizar campañas y pruebas de VIH, felicitamos el acceso a los test, implicamos a los jóvenes porque pueden ser agentes de salud y ejercemos de asesores para que estén informados", ha apuntado la presidenta de CCASIPA, María Dolores Fernández Horcajo.

Comentarios