Las comunidades de la cornisa cantábrica unen fuerzas para que la nueva PAC reconozca su carácter diferencial

El consejero y la directora general de Desarrollo Rural en la reunión con las comunidades de la cornisa cantábrica sobre la PAC

El Gobierno de Cantabria y los del resto de la cornisa cantábrica: Galicia, Asturias y País Vasco, han firmado un documento que recoge su postura común sobre la fase final de negociación de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027, que harán llegar al Ministerio este mismo martes y en el que piden que se reconozca el "carácter diferencial" de este área y se dé "fuerza y voz" a los ganaderos.

"Estamos a tiempo de corregir o modular la dirección" de la PAC, ha señalado en declaraciones a la prensa el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, tras la reunión que ha mantenido por videoconferencia con sus homólogos, de Galicia, José González; de Asturias, Alejandro Calvo; y del País Vasco, Arantxa Tapia, junto con la directora general de Desarrollo Rural, Marisa Pascual.

Según Blanco, se trata de un acuerdo "histórico", fruto del diálogo, que recoge "lo necesario" y "esencial" para las cuatro comunidades de la cornisa cantábrica respecto a la PAC, ante el desarrollo de las negociaciones en el que, a su juicio, la postura del Ministerio "parece que beneficia más a los agricultores que a los ganaderos y parece que va más dirigido a una España de interior y mediterránea que hacia la húmeda".

En concreto, en dicho acuerdo las cuatro comunidades defienden la definición de la figura de agricultor "genuino" en base a unos ingresos agrarios mínimos del 30 por ciento, un tratamiento equitativo de las explotaciones en relación a la ayuda básica de la renta y mantener las ayudas asociadas en los sectores de vacuno de leche, de carne y ovino-caprino con una dotación similar al periodo 2014-2020.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

Sobre el límite de ayudas que percibe un mismo beneficiario (capping), el documento apoya el establecimiento de un máximo de 60.000 euros por explotación, una medida que contribuiría a contar con recursos adicionales para distribuir entre los pequeños negocios.

Para los ecosistemas, que reunirán el 20 por ciento de las ayudas directas asociadas a prácticas agrícolas comprometidas con los objetivos medioambientales de la PAC, demandan que se tengan en cuenta las características de las explotaciones agroganaderas del norte del país.

Finalmente, en cuanto al reparto del Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER), el acuerdo señala un incremento de, al menos, el 5 por ciento para las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica.

"Queremos que la autovía de la PAC que se está acabando de realizar tenga una salida para la cornisa cantábrica que de momento no tiene", ha afirmado el consejero, recordando que desde que se iniciaron las negociaciones la Consejería instó al Ejecutivo regional a defender "un presupuesto fuerte para la PAC".

El documento ha sido tratado con las cuatro organizaciones agrarias de Cantabria (ASAJA, UGAM-COAG, AIGAS y UPA) y también se ha informado de los avances de las negociaciones y de dicho documento a los grupos parlamentarios.

No obstante, el consejero ha reconocido que "no es el documento al cien por cien que Cantabria firmaría" pero que en estos casos "siempre hay que ceder", ha señalado. Así, ha indicado que estas cuatro comunidades tienen características "similares" pero no son "iguales en todo".

Comentarios