lunes 23/5/22

COCEMFE Cantabria se ha sumado a la campaña estatal de su movimiento asociativo, #EsperaYDesespera, en la denuncia de la "desesperante espera" que miles de personas con discapacidad llevan viviendo desde hace años por una valoración a tiempo y una baremación actualizada.

Santander ha sido una de las 18 ciudades participantes en la iniciativa. Así, en la plaza de Pombo se ha formado una fila de personas para simbolizar y denunciar las "intolerables esperas" que deben asumir las personas con discapacidad para poder acceder a sus derechos debido a los retrasos existentes tanto en la valoración del grado de discapacidad, como en la implantación del nuevo baremo de discapacidad.

Este acto, organizado con motivo del Día Nacional de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, ha contado con la participación de representantes de COCEMFE Cantabria, de sus entidades federadas, y del CERMI Cantabria y sus entidades.

La vicepresidenta de COCEMFE Cantabria, Mar Arruti, ha leído un manifiesto denunciando que no recibir una valoración o una revisión del grado de discapacidad a tiempo perjudica a las personas con discapacidad en el empleo, la educación, la accesibilidad, la salud y también les impide acceder a prestaciones que compensan la desigualdad de oportunidades.

En concreto, COCEMFE Cantabria, COCEMFE nacional y sus organizaciones han explicado que el tiempo de espera es variable dependiendo de la comunidad autónoma, pero incluso dentro de un mismo territorio o una misma provincia existen diferencias notables al respecto. "En la misma ciudad puedes encontrar un tiempo de espera medio de 11 meses y personas que tardan hasta 36 meses en conseguir tener la valoración", han señalado.

En los casos más graves, hay personas que han fallecido antes de tener la resolución y han tenido que estar durante todo ese tiempo de espera sin recibir apoyos en el momento en que más los necesitaban.

El movimiento asociativo de COCEMFE ha hecho hincapié en la importancia de "concreción y rapidez" en estos trámites para saber si las personas con discapacidad van a tener acceso o no a ciertas prestaciones o medidas de apoyo.

A todo ello se suma el nuevo baremo de discapacidad, cuya espera asciende a más de 20 años. En este sentido, han destacado la urgencia de poner en marcha el nuevo baremo del grado de discapacidad, que ha sido consensuado entre organizaciones, como COCEMFE nacional, con el Gobierno y las comunidades autónomas, y que, aunque "no es ideal", sí es necesario porque incorpora mejoras para el reconocimiento de situaciones vinculadas a la discapacidad orgánica, como la fatiga o el dolor, enfermedades reumatológicas o enfermedades que cursan con brote, ha señalado la confederación.

ELIMINACIÓN DE BARRERAS EN LA PERIFERIA DE SANTANDER

Por otra parte, el Grupo de Observadores de Accesibilidad del Ayuntamiento de Santander y COCEMFE Cantabria están trabajando de forma conjunta para crear un plan especial de eliminación de barreras arquitectónicas en la periferia.

Así lo ha dado a conocer hoy el concejal de Autonomía Personal, Álvaro Lavín, quien ha explicado que este grupo se ha creado con el fin de desarrollar el área de accesibilidad del III Plan de Atención y Promoción para las personas con discapacidad 2019-2022 que incluye reuniones y jornadas a pie de campo con el objetivo de conocer y descubrir de forma directa y presencial las barreras arquitectónicas existentes.

Recientemente se ha celebrado una de estas reuniones en la que han participado, además de representantes municipales, dos personas con movilidad reducida que precisan de diferentes sillas de ruedas, eléctrica y manual, para su desplazamiento diario.

Lavín ha señalado que durante la jornada se pusieron a disposición de los observadores dos sillas de ruedas manuales para que, por turnos y en compañía de las personas de la federación, recorrieran un pequeño itinerario urbano, identificando así todos aquellos puntos singulares y soluciones constructivas mal resueltas que impiden o dificultan en gran medida la autonomía y seguridad de las personas con movilidad reducida.

El edil ha detallado que tras el recorrido práctico realizado se pudo concluir que no se trataría únicamente del cumplimiento estricto de las disposiciones normativas, sino de la adecuación efectiva de los espacios que materialice un nivel máximo de accesibilidad.

Finalmente, ha recordado que el Consistorio favorece la labor que realiza COCEMFE Cantabria Federación con 22 entidades federadas y para ello en 2021 aportó un total de 64.845 euros.

COCEMFE Cantabria denuncia la "desesperante espera" de las personas con discapacidad...
Comentarios