viernes 21/1/22

El investigador de la Universidad de Cantabria (UC) Imanol de Pedro del Valle ha liderado un proyecto financiado por la institución académica para el desarrollo de un nano-catalizador magnético para descomponer plásticos con alto potencial industrial.

Según el científico, del Grupo de Magnetismo de la Materia y profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra y Física de la Materia Condensada (CITIMAC) de la Facultad de Ciencias, este catalizador magnético "podría potenciar la economía circular en uno de los sectores medioambientales clave y en auge como es la valorización de residuos de PET (tereftalato de polietileno, uno de los polímeros más utilizados para envases)", ha indicado la UC en nota de prensa.

Esta novedosa tecnología, que combina nanopartículas magnéticas y líquidos iónicos, permite descomponer los polímeros plásticos en monómeros de partida, es decir, obtener la materia prima con un 100% de eficiencia y alta viabilidad económica.

Imanol de Pedro ha explicado que al reciclar y reutilizar el PET tantas veces como sea posible se reduce la necesidad de producir más material plástico y por tanto el consumo de la energía utilizada en ello, así como la cantidad de residuos sólidos que van al vertedero y las emisiones de C02.

Así, ha detallado que existen varios métodos para descomponer los plásticos, tanto mecánicos como químicos. En este último ámbito, los catalizadores tradicionales empleados para la despolimerización del PET se recuperan por filtración, destilación al vacío o centrifugación; procesos industriales complejos y caros para la industria.

Según el científico, la principal característica e innovación de este catalizador es la recuperación y reutilización de material plástico basada en la aplicación de campos magnéticos, lo que "mejora considerablemente el proceso y lo hace "económicamente más viable".

Este trabajo ha sido posible gracias a la colaboración del Carbon Neutral Laboratory de la Universidad de Nottingham, entre otros centros de investigación, destacando los ensayos realizados por los doctores Israel Cano y Carmen Martín.

Los resultados obtenidos en el laboratorio muestran que tras 15 ciclos de reutilización el material aún mantiene casi el 100% de eficiencia en la reacción. Se trata, por tanto, de un catalizador no tóxico y reciclable con alto potencial de aplicación industrial.

En los últimos diez años, la producción mundial de plásticos casi ha igualado las cifras registradas en el siglo y medio anterior, desde la fecha en la que se desarrolló la primera sustancia plástica totalmente sintética, la baquelita.

Solo en Europa se producen en torno a 65 millones de toneladas de plásticos por año y se estima que esta cifra seguirá aumentando en las próximas décadas.

De acuerdo a la Estrategia Europea de Economía Circular, en el año 2030 todos los envases de plástico distribuidos en la UE serán 100% reciclables.

Tras la publicación de los resultados obtenidos con este material en la prestigiosa revista científica 'Applied Catalysis B-Environmental', la American Chemical Society (ACS) ha destacado a este catalizador como uno de los productos más innovadores y eficientes en el campo del reciclaje de plásticos en la monografía 'The future of plastic' de la revista 'Chemical & Engineering News'.

Esto ha despertado el interés de algunas multinacionales nacionales e internacionales del sector, que han contactado con la UC.

En la actualidad, la mayor parte del plástico que llega a las plantas de reciclaje en Europa se envía a países del tercer mundo, que seleccionan cuáles tienen un potencial o valor económico.

CITIMAC-UC desarrolla un catalizador magnético para descomponer plásticos con alto...
Comentarios