El Centro Asturiano de Cantabria y Mensajeros de la Paz recogen juguetes y comida para la comunidad ortodoxa

Los miembros del Centro Asturiano en Cantabria y Mensajeros de la Paz han recogido juguetes y comida destinados a la comunidad ortodoxa residente en nuestra región, en la primera campaña solidaria de Reyes de este tipo.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha valorado la iniciativa y ha agradecido la solidaridad de las personas y empresas -Lupa y Makro- que se han sumado a la campaña solidaria con la aportación de juguetes y comida para las personas más necesitadas y, en especial, ha resaltado el esfuerzo conjunto del Centro Asturiano y Mensajeros de la Paz que han colaborado para que este año "ningún niño se quede sin su juguete".

El acto de entrega, al que también ha asistido el cónsul honorario de Rumanía en Cantabria y representante en la región a Mensajeros de la Paz, Sancho Michell, se ha celebrado en la sede del Centro Asturiano en Santander y ha reunido a miembros de las entidades impulsoras de la campaña.

"Es una buena iniciativa y una buena idea que sea la iglesia Ortodoxa, muy cercana a las familias, la que se encargue del reparto y de la atención de las necesidades", ha dicho la consejera.

Por su parte, Sancho Michell ha señalado que en Cantabria residen unas 20.000 personas de religión ortodoxa procedentes de distintos países, sobre todo son rumanos, rusos y moldavos.

Por último, la consejera de Presidencia se ha referido a la actividad impulsada por los centros regionales de otras comunidades autónomas y su integración y participación en la sociedad cántabra, como es el caso del Centro Asturiano, que hace escasas fechas ha inaugurado un nuevo local donde impulsa distintas actividades.

La Consejería de Presidencia y Acción Exterior destina anualmente 30.000 euros en ayudas para el funcionamiento de estos centros, indica el Ejecutivo cántabro en una nota de prensa.

Comentarios