martes 25/1/22

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria ha reclamado "un protocolo claro de gestión del COVID-19" que permita una "presencialidad con garantías en las aulas de Cantabria", y "no dejar caer la responsabilidad" sobre el personal y el alumnado de los centros educativos.

En un comunicado, la secretaria general de la Federación, Conchi Sánchez, ha lamentado que el regreso a las clases tras las vacaciones "esté marcado por la falta de previsión y la improvisación", y se haya dejado todo, de nuevo, "en manos de la buena voluntad del personal educativo, las familias y el alumnado". "Esto parece un sálvese quien pueda", ha considerado.

Respecto a las medidas que se llevan a cabo en los centros, la sindicalista ha insistido en que, excepto la responsabilidad de los rabajadores y del alumnado y el uso de geles y mascarilla, respetar las distancias de seguridad dentro de los centros es "inviable" porque "falta personal docente para hacer grupos más pequeños".

En este sentido, Sánchez ha reclamado "la recuperación y mejora de medidas que nunca debieron eliminarse", como la provisión de las plantillas extra --actualmente hay unas 200 personas por baja COVID en la educación cántabra--, y demás medios y medidas "racionales", como asegurar la vacunación de todo el personal, o garantizar que ninguna persona esté contagiada habilitando lugares para hacer test masivos, por ejemplo. Según la sindicalista, solo de esta manera "podremos tener la presencialidad con garantías y medidas de seguridad que defendemos desde CCOO".

También se ha referido a la nueva decisión de confinar las aulas a partir de cinco personas contagiadas, un nuevo protocolo "que cambiaron de la noche a la mañana" y que, en su opinión, hará "muy difícil que haya aulas en cuarentena, porque no hay protocolos claros, ni seguimiento de los casos ni cribados masivos", ha denunciado.

CCOO pide "garantías" para la presencialidad en las aulas y "no dejar caer la...
Comentarios