Catorce de los 57 convenios colectivos de Cantabria tienen categorías por debajo de los 14.000 euros

Archivo - Un carnicero trabaja con mascarilla en un mercado.

Comisiones Obreras de Cantabria ha señalado que catorce de los 57 convenios colectivos registrados en Cantabria --47 de empresa y diez de ámbito superior a la empresa-- cuentan con todas o varias categorías profesionales retribuidas por debajo del Salario Mínimo de Convenio, establecido en 14.000 euros en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC).

El sindicato ha extraído estos datos del análisis de los convenios sectoriales de la Comunidad que han registrado variaciones salariales desde la firma del AENC en relación con la adaptación de las tablas salariales al SMI correspondiente a 2020 y al desarrollo del IV AENC, fundamentalmente en lo relacionado con la extensión del salario mínimo de convenio a los 14.000 euros que marca dicho acuerdo.

Estos datos revelan que dos convenios colectivos en Cantabria cuentan con todas sus categorías profesionales por debajo de los 14.000 euros: el convenio de empresas organizadoras del juego del bingo y el de comercio de carnicerías y charcuterías de Cantabria.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

El convenio del sector agropecuario, por su parte, cuenta con la mayoría de sus categorías profesionales por debajo de la cuantía que establece el Salario Mínimo de Convenio.

En los convenios de comercio textil, empleados de fincas urbanas, de detallistas de alimentación, despachos de abogados, procuradores y graduados sociales y el convenio colectivo del comercio de la piel, cuero y calzado de Cantabria varias categorías profesionales se sitúan por debajo de los 14.000 euros.

El convenio del comercio de almacenistas de coloniales y el de construcción y obras públicas, así como el de limpieza de edificios y locales, siderometalúrgicas, transporte de viajeros por carretera y el de mayoristas de frutas y hortalizas, cuentan también con alguna de sus categorías profesionales por debajo del Salario Mínimo de Convenio, si bien son una minoría en estos casos.

A partir de los mismos datos, la secretaria de Empleo de CCOO en Cantabria, Laura Lombilla, ha señalado que, en febrero de 2021, los convenios de sector afectan a 43.822 trabajadores, con un aumento salarial del 1,46%. Mientras, los convenios de empresa dan cobertura a 6.864 trabajadores, con un 1,35% de variación salarial pactada.

Según Lombilla, estos números reflejan otra de las consecuencias que ha dejado la pandemia porque revelan que, en febrero de 2021, solo 50.686 trabajadores están cubiertos por el paraguas de la negociación colectiva, "un número muy alejado de las cifras de cobertura de tan solo un año antes, cuando ascendía a 90.005", lo que supone que la cobertura de los convenios ha caído casi un 44% respecto al mismo periodo, ha lamentado.

Según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, en Cantabria, la subida salarial media pactada se sitúa en la actualidad en el 1,44%, un porcentaje muy alejado de los valores de los años anteriores a la crisis económica y por debajo del dato de subida salarial medio pactado en febrero de 2020, que era del 1,80% antes de producirse el estallido de la pandemia sanitaria.

En lo que se refiere a las jornadas de trabajo, la jornada media pactada hasta febrero es de 1.756,71 horas anuales. "Es fundamental seguir negociando para reducir horas anuales de jornada. Es la senda por la que debemos apostar y seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de la clase trabajadora", ha incidido la secretaria de Empleo.

La negociación colectiva ha seguido la senda marcada por la pandemia del Covid 19 y sus consecuencias pero, para CCOO, "pese a que estamos viviendo una situación compleja, debemos seguir avanzando en la negociación de un nuevo acuerdo para el empleo y la negociación colectiva".

En este sentido, para Lombilla no se puede admitir que, "de nuevo, una crisis paralice la negociación colectiva porque las soluciones pasan por ella, también en momentos complicados".

Tras la pérdida de vigencia el 31 de diciembre de 2020 del IV AENC, el sindicato ha instado a retomar el trabajo con el objetivo de orientar los convenios colectivos hacia "la dirección correcta", no sólo en materia salarial, sino también en otros aspectos necesarios para un "reequilibrio de fuerzas y un mejor desarrollo de la negociación colectiva", ya que es necesario para proporcionar una mayor estabilidad económica a los trabajadores, ha concluido Lombilla.