sábado. 26.11.2022

La Consejería de Desarrollo Rural ha concedido las ayudas por un total de 7,6 millones de euros para la primera instalación de agricultores jóvenes y la modernización de las explotaciones agrarias en Cantabria, correspondientes al ejercicio 2021, a un total de 176 profesionales del sector.

En concreto, 46 han resultado beneficiados de las ayudas para la primera instalación de jóvenes agricultores y 130 para la modernización de las explotaciones agrarias, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Estas ayudas se aplicarán durante los próximos 5 años con la cofinanciación de fondos propios del Ejecutivo regional, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el programa europeo FEADER y se destinarán 3,6 millones de euros para la primera instalación de agricultores jóvenes y 4 millones para planes de mejora.

En la convocatoria de este año se ha incrementado la cuantía destinada a estos planes de mejora, previéndose su financiación con fondos FEADER del Instrumento de Recuperación de la Unión Europea (IRUE), con una cofinanciación del 100%, a diferencia de la cofinanciación aprobada en el Programa De Desarrollo Rural (PDR) que es del 53%.

En el caso de las ayudas para la primera instalación, están destinadas a favorecer la incorporación de jóvenes al sector agrario de Cantabria en calidad de titular, cotitular o socio de una explotación agraria.

Por su parte, las dirigidas a las inversiones en explotaciones agrarias mediante planes de mejora tienen como objetivo apoyar las inversiones materiales o inmateriales que mejoren el rendimiento global de la explotación agrícola.

En ambos casos, las ayudas pretenden contribuir a la mejora de vida y trabajo de los agricultores, al rejuvenecimiento del sector agrario, la mejora de las estructuras y la adaptación de las explotaciones, la mejora de la competitividad y la protección del medio ambiente.

El titular de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, ha destacado la importancia de estas ayudas para seguir contribuyendo a promover el crecimiento del sector primario como un activo socioeconómico de vital importancia para el desarrollo del medio rural que, en su opinión, "tiene que volver a estar en el centro de la economía regional".

Para ello, ha defendido las políticas de desarrollo rural que desarrolla el Gobierno de Cantabria con actuaciones encaminadas al rejuvenecimiento del sector agrario, la renovación de las estructuras y explotaciones agrarias, el fomento de la competitividad de los ganaderos y la colaboración en la protección del medio ambiente.

En su opinión, este tipo de ayudas son "fundamentales" para que los agricultores y ganaderos de la región se adapten a los retos que entraña el cambio climático, posicionen al producto en la cadena de valor, puedan innovar e implementar nuevos sistemas de producción adaptados a las exigencias climáticas.

También ha reafirmado el compromiso de su departamento de seguir apoyando y complementando la renta de los agricultores y ganaderos cántabros, así como colaborar en la protección del medio ambiente.

"El medio rural está inmenso de potencialidades que debemos aprovechar y la mejor manera de sacarle rendimiento es ayudar a los profesionales de la agricultura y ganadería a afrontar los retos del sector", ha afirmado Blanco.

Casi 200 agricultores se benefician de las ayudas para primera instalación y...
Comentarios