lunes 29/11/21

Cantabria ha logrado incrementar en un 5 por ciento la detección precoz del cáncer de mama gracias a la aplicación generalizada del cribado con tomosíntesis, una técnica muy avanzada de mamografía digital que evalúa el tejido mamario con la mayor precisión posible para el diagnóstico.

La comunidad fue "de las primeras" en incorporar la tomosíntesis en el cribado de detección del cáncer de mama y su aplicación masiva en el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama ya empieza a dar sus frutos, ha subrayado en un comunicado el Gobierno regional.

De hecho, desde su puesta en marcha y tras analizar los resultados de 5.000 mujeres exploradas, se han detectado un 5% más de casos de cáncer de mama de forma precoz, "confirmando que la apuesta de Cantabria por esta tecnología está dando sus frutos".

"Vamos por buen camino y gracias a la tomosíntesis estamos cosechando muy buenos resultados", ha afirmado el radiólogo del Hospital Marqués de Valdecilla, Alfonso Vega.

Para Vega, detectar un 5% más de casos de forma precoz es un "éxito rotundo" que marca el camino a seguir y que ratifica que apostar por esta tecnología "fue todo un acierto".

Esta tecnología que mejora la detección porque consigue reducir las superposiciones del tejido glandular y facilita el análisis más específico de las lesiones.

La segunda "gran ventaja" frente a la mamografía convencional es que se ha demostrado que reduce un 5% de falsos positivos, es decir, diagnósticos dudosos que conllevan tener que realizar más pruebas.

Ello reduce la ansiedad en las mujeres y la radiación innecesaria y evita recitaciones y la derivación de la mujer para valoración complementaria, incrementando la sobrecarga asistencial de forma injustificada.

Así, en cifras, ha apuntado el radiólogo, en la ronda actual del Programa de Detección, se ha revisado a 50.000 mujeres con mamografía digital (MD) y a más de 5.000 con tomosíntesis con mamografía sintética (TM+MS).

En el primer grupo la tasa de detección es de 4,76 cánceres por cada mil mujeres y el grupo TM+MS un 4,96, es decir, un 5% más, una cifra que refleja una mejoría, que se hará más significativa al incrementar el número de mujeres cribadas con esta técnica.

El primer mamógrafo con tomosíntesis que se instaló en Cantabria se ubicó en el centro de salud Vargas, en Santander.

Posteriormente, gracias a la financiación de la Fundación Amancio Ortega, se adquirió el mamógrafo digital de la Unidad Móvil y el del Hospital de Laredo.

Todos ellos cuentan con capacidad para realizar tomosíntesis e imagen sintetizada, tecnologías que permiten mejorar el diagnóstico y reducir los efectos adversos del cribado.

El Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de Cantabria está inmerso en su 12ª vuelta, que ya ha evaluado a 49.542 mujeres con MD y a otras 5.236 con TM+MS.

El cáncer de mama constituye el tumor más frecuente entre las mujeres de Cantabria, siendo la detección precoz mediante mamografía realizada en el marco de programas organizados y con garantía de calidad una estrategia muy eficaz y efectiva. De hecho, las mujeres con cáncer de mama detectado en el Programa presentan una supervivencia a los 5 años superior al 90%.

Sanidad incrementa en un 5% la detección precoz del cáncer de mama
Comentarios