Juventud está ejecutando un programa de prácticas responsables en el uso de videojuegos

El Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha un programa de prácticas responsables en el uso de videojuegos destinado a jóvenes de entre 12 a 15 años en el que participarán 13 municipios, y una de cuyas jornadas tendrá lugar este sábado, día 15, en Cabezón de la Sal.

El programa combina actividades lúdicas con formativas, como charlas de concienciación destinadas a la adopción de conductas positivas en la relación con los juegos y la colaboración que se establece con otros participantes, según ha informado este miércoles el Gobierno en una nota de prensa.

Se trata de una iniciativa de la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, a través de la Dirección General de Juventud, que tendrá lugar en las instalaciones del Centro Cultural Conde San Diego, en horario de tarde, donde los participantes se introducirán en el uso responsable de ocio digital mostrando la potencialidad que aportan a la hora de aprender, socializar y desarrollar habilidades.

Según ha explicado la consejera de Inclusión Social, Begoña Gómez del Río, con esta iniciativa se busca promover "espacios seguros y saludables" en los que los jóvenes puedan desarrollar actividades recreativas con aporte de conocimientos y concienciarlos de la importancia que tiene equilibrar el tiempo dedicado a los videojuegos con otras actividades.

La consejera ha señalado que los videojuegos pueden convertirse en "herramientas positivas" para el aprendizaje y el desarrollo de habilidades "siempre que su uso sea equilibrado y consciente".

Además, ha destacado que también pueden ser promotores de socialización a través de la interacción establecida en juegos colaborativos o de competición con los que poder compartir experiencias y crear comunidad.

Los municipios participantes en el programa son Potes, San Vicente de la Barquera, Cabezón de la Sal, Reinosa, Polanco, Los Corrales de Buelna, Piélagos, Entrambasaguas, Liérganes, Solórzano, Ampuero, Laredo y Santoña.