Cantabria, donde más crecen los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos gestionados en 2021, un 36%

Fundación Ecolec, organización sin ánimo de lucro que centra su actividad en el reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), ha gestionado en Cantabria 2.141 toneladas de dichos residuos durante 2021, lo que supone un incremento del 36% con respecto al año anterior, similar al de Navarra y el mayor de todas las comunidades.

Así lo ha informado hoy en un comunicado la fundación, cuyo director general, Luis Moreno, ha destacado que este dato "pone en valor el esfuerzo hecho por toda la ciudadanía cántabra que, tras dos años tan atípicos como han sido el 20 y el 21, han conseguido aumentar el número de kilos reciclados y gestionados".

A nivel nacional, Fundación Ecolec ha alcanzado la cifra de 124.762 toneladas de dichos residuos el año pasado. De esta forma se convierte en el único sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP) de España en superar las 100.000 toneladas anuales de RAEE correctamente gestionados durante cinco ejercicios consecutivos.

Ceuta y Melilla que se sitúan como los territorios nacionales en los que se ha registrado un mayor incremento en la recogida de RAEE en 2021, un 191% y un 210%, respectivamente. Le siguen Navarra y Cantabria con un crecimiento del 36% en ambas, gestionándose 2.141 toneladas de residuos en la región cántabra y 1.359 toneladas en la navarra. Completan el ranking de las comunidades que más han crecido Madrid y Andalucía (ambas con un 21%), Rioja (18%), Castilla y León (16%), Comunidad Valenciana (11%) y Baleares (10%).

En cuanto a toneladas de RAEE gestionadas en 2021 el ranking nacional lo ocupan Madrid (23.157 toneladas), Andalucía (18.578) y Comunidad Valenciana (15.090) que entre las tres concentran el 45% del total de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos gestionados por ECOLEC en todo el país.

Cada año se generan cerca de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos en el mundo, siendo el tipo de residuo que más aumenta debido entre otras razones al consumo masivo de aparatos eléctricos y electrónicos, la digitalización y los avances tecnológicos. Según E-Waste Monitor 2020 se estima que en 2050 podrían producirse 100 millones de toneladas de estos residuos, siendo su tasa de reciclaje inferior al 20 por ciento en la actualidad.

"Un frigorífico mal reciclado emite a la atmósfera gases de efecto invernadero equivalentes a las emisiones de un coche en 15.000 kilómetros", ha señalado Moreno, que ha recordado que todos los dispositivos eléctricos que se usan en el día a día pueden tener una segunda vida si se reciclan correctamente.