viernes. 09.12.2022

Cantabria dispondrá este invierno de 46 máquinas quitanieves y 16.110 toneladas de fundentes para mantener limpias las carreteras durante los temporales de nieve, según el Protocolo de Coordinación de Actuaciones de los Órganos de la Administración General del Estado ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado en la comunidad autónoma.

Este protocolo anual se ha aprobado este jueves en la Comisión de Vialidad Invernal presidida por la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, que ha destacado la experiencia de la comunidad para abordar la vialidad de las carreteras en invierno y la coordinación y cooperación entre todas las administraciones y organismos públicos implicados, con especial mención al trabajo que realizan los agentes de Tráfico de la Guardia Civil.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, durante la reunión, se ha acordado, como en los últimos años, concertar reuniones con los organismos competentes en las comunidades autónomas y provincias limítrofes para establecer criterios de coordinación en puntos conflictivos de la Red de Carreteras de Cantabria.

De acuerdo con este protocolo, la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria contará con 46 máquinas quitanieves (42 de empuje y 4 dinámicas), 16.110 toneladas de fundentes almacenados en depósitos y 2.860 toneladas en los 33 silos, además de 822.000 litros de salmuera en 16 depósitos para contrarrestar los efectos de los temporales en la A-67, A-8, S-10, S-20 y S-30. Este material también se empleará en las carreteras N-611, N-621, N-623, N-629, N-634, N-635 y N-636.

En total, el dispositivo, que ya está dispuesto, actuará en 256 kilómetros de autovías y 343 kilómetros de carreteras convencionales.

Respecto a los medios humanos, trabajarán en el operativo alrededor de 130 personas de la Demarcación de Carreteras, en colaboración con la Jefatura Provincial de Tráfico, la Guardia Civil y los Centros de Gestión de Tráfico Norte (con sede en Valladolid) y Noroeste-Cantábrico (con sede en A Coruña).

También trabajarán en el mismo, por parte de la Administración General del Estado, la AEMET, encargada de proporcionar los avisos meteorológicos en situaciones de alerta, y la Unidad de Protección Civil y Emergencias de la Delegación del Gobierno. Por parte del Gobierno regional participan las direcciones generales de Interior y Obras Públicas.

CÁMARAS DE VÍDEO Y PANELES LUMINOSOS

Quiñones ha recordado la existencia de cinco cámaras de vídeo en diversos puntos kilométricos de la A-67, entre Reinosa y Aguilar de Campoo, con la finalidad de poder conocer, en tiempo real, el estado de las calzadas y del tráfico. De éstas, tres están en Cantabria.

Las imágenes captadas por estas cámaras son enviadas a los Centros de Gestión de Tráfico para ayudar a la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Guardia Civil a adoptar decisiones.

En el caso de Cantabria, las cámaras están instaladas en los kilómetros 121,700 (vertiente sur de Pozazal), 129,300 (vertiente norte de Pozazal y entrada sur a Reinosa) y 137,950 (entrada norte de Reinosa). Además, existen paneles luminosos en la A-67, N-611 y N-629, que informan en tiempo real de las posibles incidencias de tráfico.

Durante la reunión, desde la Jefatura de Tráfico se ha informado de que se cuenta también con dos paneles portátiles de mensajería variable, que se instalarán para reforzar la señalización de las incidencias meteorológicas en la circulación del tráfico en la A-67, en puntos en los que sea preciso informar a los conductores afectados.

TRANSPORTE FERROVIARIO

Además del protocolo en carreteras, en la reunión se han abordado los protocolos con los que cuentan ADIF y Renfe para afrontar situaciones meteorológicas adversas, especialmente en la línea que une con la Meseta y el tramo de la línea Bilbao-León que discurre por el sur de Cantabria.

Para garantizar el transporte ferroviario se cuenta con diversa maquinaria, entre la que destacan máquinas diésel de tracción para el auxilio de trenes de viajeros, máquinas quita hielos y máquinas de exploración para la realización de tareas de limpieza. Además, se dispone de sacos de sal para mantener la accesibilidad de los usuarios a las estaciones ferroviarias.

Por último, los asistentes a la Comisión han insistido en concienciar a la ciudadanía sobre el uso neumáticos de invierno y cadenas y, en este sentido, aconsejan a los conductores ser prevenidos y anticiparse a la llegada del frío y las nevadas, así como consultar las predicciones meteorológicas y el estado de las carreteras cuando vayan a realizar cualquier desplazamiento.

Al respecto, se ha recordado en la autovía A-67 en la que, al contar con sucesivos túneles, la Dirección General de Tráfico establece por protocolo que no se permite el paso a vehículos con cadenas, sino únicamente a los que porten neumáticos de invierno.

Cantabria dispondrá este invierno de 46 quitanieves y 16.110 toneladas de fundentes...
Comentarios