domingo. 03.07.2022

Cantabria, junto con Extremadura, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha son las comunidades que menos crecerán este año, con un incremento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 3,3%, casi un punto por debajo de la media nacional (4,2%), según las previsiones para las comunidades autónomas actualizadas por Funcas.

Según Funcas, Cantabria podría recuperar este año un 3,3% de crecimiento, sensiblemente por debajo de la media nacional, debido al reducido efecto rebote en el sector turístico, ya prácticamente recuperado en 2021, y al freno sobre su actividad económica que supondrá su elevada intensidad energética, derivada en gran medida de su estructura industrial.

La caída del PIB en Cantabria en 2020 fue inferior a la media nacional, un 9,8%, mientras que para 2021 se estima que la recuperación fue del 4,7%, impulsada sobre todo por la industria.

La tasa de paro caerá este año hasta el 9,9%, apoyada en parte en un descenso de la población activa, desde el 11,5% del ejercicio anterior.

ANÁLISIS

La caída del PIB en Cantabria en 2020 fue inferior a la media nacional, un 9,8%. El descenso en el sector de servicios de mercado fue más moderado debido a la reducida importancia del turismo exterior.

El sector industrial sufrió un recorte también inferior a la media, pero restó más crecimiento al PIB que en el conjunto de España debido a su mayor peso dentro de su estructura productiva.

La aportación (negativa) del sector de la construcción fue semejante a la media nacional.

La caída de las exportaciones fue moderada, gracias al buen comportamiento de las de ciertos bienes de equipo.

El número de afiliados a la Seguridad Social en términos efectivos, es decir, descontando los trabajadores en ERTE y los autónomos con prestación, descendió más que la media nacional, igual que el empleo según EPA, y su tasa de desempleo aumentó hasta el 12,1% de media anual.

Se estima que en 2021 la recuperación fue del 4,7%, impulsada sobre todo por la industria.

El crecimiento de su índice de producción industrial fue notablemente superior a la media nacional. Sus exportaciones también exhibieron un importante dinamismo, gracias fundamentalmente a la aportación del hierro y acero, sector que se ha beneficiado de una favorable coyuntura internacional, así como de los capítulos de otros bienes de equipo y otras mercancías.

Los indicadores de cifra de negocios en los servicios y de pernoctaciones, sin embargo, evolucionaron por debajo de la media, lo que se explica por la menor caída sufrida en 2020.

De hecho, la cifra de negocios en 2021 superó a la de 2019, y es una de las regiones en las que el número de pernoctaciones registró uno de los niveles más elevados en relación a las cifras de 2019 gracias a que su turismo es de procedencia básicamente nacional.

Asimismo, de acuerdo con los indicadores de visados de obra nueva y de licitación oficial, fue una de las regiones que sufrió una mayor contracción de la actividad en el sector de la construcción.

El crecimiento en el número de afiliados a la Seguridad Social fue inferior a la media, debido en gran medida al menor efecto rebote derivado de la menor caída el año anterior, ya que al final del ejercicio ya superaba la cifra previa a la pandemia. La tasa de paro se moderó hasta el 11,5%.

La comunidad cántabra obtuvo en 2021 un superávit del 0,93% del PIB, uno de los más elevados, después del también cuantioso excedente -en comparación con el resto de regiones- del 0,45% registrado el año anterior.

DATOS NACIONALES

Todas las comunidades autónomas continuarán en 2022 la senda de recuperación iniciada el año pasado, aunque, salvo Canarias, frenarán su ritmo de crecimiento. Las regiones que más crecerán serán nuevamente Baleares y Canarias, pero seguirán siendo las que más lejos estén de los niveles de PIB previos a la pandemia.

Cantabria, Extremadura, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha son las que registrarán menor crecimiento. En 2022 ninguna región habrá recuperado el nivel de PIB prepandemia; las que más cerca se encontrarán son Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia.

Baleares y Canarias son las regiones que más crecerán nuevamente en 2022, con un crecimiento de su PIB del 9,9% y el 7,8%, respectivamente, debido a la normalización del turismo nacional e internacional, según las previsiones para las comunidades autónomas actualizadas por Funcas.

Sin embargo, son las regiones que todavía se encuentran más lejos de los niveles prepandemia debido al fuerte castigo que sufrieron en 2020, donde tuvieron una caída de su PIB del 21,7% y 18,1%, respectivamente. Aún así, crecerán muy por encima de la previsión para la media nacional, que se sitúa en el 4,2%.

En líneas generales, el centro de análisis ha destacado que todas las comunidades autónomas continuarán este año la senda de recuperación iniciada el año pasado, pero frenarán su crecimiento, salvo Canarias. Además, ninguna región habrá recuperado el nivel de PIB prepandemia, con Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia como las comunidades que más cerca se encontrarán de esta recuperación.

Desde Funcas han señalado que el impacto del efecto rebote derivado de la normalización posterior al confinamiento y la eliminación de las restricciones es "menos acusado" que al inicio de la recuperación, pero han advertido de que hay "varios efectos que afectan negativamente a la actividad económica", como el incremento de los coste de producción, la inflación o la escasez de suministros industriales, entre otros.

En todo caso, la economía de las comunidades autónomas seguirá al alza por la recuperación de la actividad turística y de los patrones de gasto de los consumidores y por el impacto de los fondos europeos, donde las comunidades más beneficiadas serán las que tengan una estructura económica más diversificada, con más peso de los sectores, tanto industrial como de servicios, de mayor contenido tecnológico y alto grado de cualificación.

Asimismo, se espera que la bolsa de sobreahorro acumulada en 2020 y 2021 permita amortiguar el impacto negativo de la inflación sobre el poder adquisitivo de los hogares.

Por otro lado, Cantabria, Extremadura, Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha son los territorios que registrarán menor crecimiento en 2022, con aumentos del PIB del 3,3%, por debajo de la previsión para la media nacional (4,2%).

Desde Funcas apuntan que, en general, las regiones con escasa importancia del turismo exterior, un sector industrial débil y un peso elevado de la agricultura fueron las que sufrieron una menor caída del PIB en 2020 y, por tanto, las que están registrando un menor efecto rebote posterior.

Cantabria, entre las comunidades que menos crecerán este año, un 3,3%, según Funcas
Comentarios