miércoles. 28.09.2022

El Gobierno de Cantabria ha autorizado la extracción de ejemplares de lobo en los municipios de la Hermandad de Campoo de Suso, Polaciones, Tudanca y Los Tojos, además de en los terrenos de la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga, ante los "cuantiosos y reiterados daños" a la ganadería extensiva que viene ocasionando el lobo en los últimos meses, y especialmente a lo largo del verano.

La medida, publicada este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), se adopta, tal y como estaba previsto, en desarrollo de las resoluciones publicadas el pasado mes de junio, que establecían las bases para proceder a la extracción de ejemplares de lobo en determinadas manadas y zonas de Cantabria si, como es el caso, se producían "nuevos daños significativos" a la ganadería verificados por los agentes del Medio Natural

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha recordado que la adopción de estas medidas se ha retrasado porque el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) "no ha informado en los plazos prescritos sobre el estado de conservación de la especie en la región biogeográfica atlántica y el resto de España".

Así, según Blanco, una vez transcurrido el plazo legal determinado para realizar el informe por parte del Ministerio, y sin haberlo recibido, se ha podido continuar el procedimiento de extracciones conforme a lo dispuesto en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y demás normativa de aplicación.

Las tres resoluciones de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático publicadas en el BOC "cumplen de esta forma lo establecido en la Orden aprobada por el propio Ministerio hace un año, que indica que los controles se deben realizar en el tiempo más corto posible desde que se producen los daños y en las zonas afectadas".

El consejero ha explicado que se trata de "controles localizados, que se realizarán con precisión" por los agentes del Medio Natural y que "se ajustan a criterios técnicos y al cumplimiento estricto de la normativa vigente".

Durante los tres meses siguientes a la extracción, se realizará un seguimiento de las manadas de lobos en las zonas afectadas, para la valoración de la efectividad de las medidas de control.

Según ha señalado Blanco, con la autorización de estas extracciones la Consejería "sigue trabajando con el objetivo de hacer realidad la compatibilidad imprescindible entre el lobo y la ganadería extensiva, entendiendo los controles de lobo como una herramienta de gestión, nunca como un fin".

Además, el consejero ha recordado que Cantabria, "sigue adelante" con sus demandas en los tribunales contra la decisión del Ministerio de incluir al lobo en el LESPRE, "pero que mientras la norma aprobada por el Gobierno de España esté en vigor, se seguirá cumpliendo".

Y ha insistido en que se seguirán realizando controles, "en tanto en cuanto se produzcan daños de lobo, iniciándose nuevos procedimientos de autorizaciones de extracciones, siempre bajo la premisa de la máxima seguridad jurídica".

Además, ha indicado que continuarán ejecutándose todas las demás medidas del Plan de Gestión del Lobo de Cantabria, como las ayudas por servicios ambientales que genera la ganadería extensiva, que esta misma semana se han abonado a 955 explotaciones ganaderas por un importe superior al millón de euros, siendo "la única comunidad española que ha puesto en marcha hasta la fecha una iniciativa de ese importe y alcance".

Autorizada la extracción de lobos en tres zonas de la región ante los "cuantiosos...
Comentarios