Presidencia aboga por "rebajar la tensión" con el Gobierno central en torno a los pélets

El Gobierno de Cantabria ha apostado por "rebajar la tensión" surgida entre la comunidad y el Gobierno central ante la llegada de los pélets a sus playas, y ha pasado a lanzar un mensaje de "prudencia y tranquilidad" porque "la situación no está desbordada" pese a haberse activado el a nivel 2 del Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil (PLATERCANT) .

Así lo ha dicho la consejera de Presidencia, Isabel Urrutia (PP), en declaraciones a los medios a su llegada al acto de toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno de España en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego (PSOE), que, preguntada por estas afirmaciones, ha dicho que "todos los mensajes que han lanzado desde la Delegación han sido precisamente para rebajar el nivel de confrontación".

Urrutia ha vuelto a acusar al Ejecutivo central de "inacción" por no haber actuado en alta mar para retirar las bolsas de microplásticos antes de que llegaran a las playas, pero ha indicado que éstos están apareciendo en Cantabria en cantidades "escasas" y "de forma escalonada" y por tanto ha llamado a no generar "alarma" a la población.

Además, ha celebrado que el Estado ha enviado a Cantabria este viernes tres cuadrillas más con una decena de efectivos que se sumarán a los contratados por la comunidad y un dron para vigilar las playas, medios que se le concedieron poco después de que la comunidad remitiera una carta solicitándolo al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

De hecho, Cantabria envió esa petición ayer por la mañana y por la tarde ya tenía la confirmación no oficial de que recibiría esos medios, aunque de los cinco drones que solicitó se le ha concedido por el momento uno, que ya está sobrevolando la zona de Somocuevas, en Liencres.

Urrutia ha precisado al respecto que la comunidad ha sido "prudente" a la hora de reclamar medios al Estado y se han solicitado solo los que el grupo de trabajo creado para el asunto ha considerado necesarios.

"No estamos pidiendo de todo. A día de hoy es lo que necesitamos, si mañana necesitáramos más lo pediremos y, con el plan de contingencia que la unidad de apoyo decida qué es lo que se necesita, iremos solicitándolo de forma paulatina". Eso sí, ha deseado no tener que pedir "nada más porque esto se haya quedado en que ya no llegan más pélets".

Al margen de estos medios humanos y materiales, la consejera ha reiterado al Gobierno central peticiones como que actúe en alta mar para eliminar los plásticos, que refuerce la labor de seguimiento de la situación, y financiación para cubrir los costes de las acciones puestas en marcha en Cantabria para controlar el vertido, además de que ha señalado que "todo indica que en estos días pueden llegar más pélets a las playas".

"MANO TENDIDA" ENTRE LOS GOBIERNOS

Por su parte, la delegada del Gobierno en Cantabria ha ensalzado que el Ejecutivo central ha colaborado desde el principio con la comunidad y la ha dado respuesta de manera "ágil" reforzando sus medios desde este viernes.

Gómez de Diego ha asegurado que, tanto desde la Delegación como desde el Gobierno de España, la postura ha sido "la mano tendida y colaboración y coordinación" desde antes de que llegara el vertido a Cantabria, pues la Demarcación de Costas, Salvamento y la Capitanía Marítima trabajaban en "íntima relación" con los servicios del Gobierno regional.

"Yo creo que ahora es el momento de reforzar el mensaje de que Gobierno de España y Gobierno de Cantabria estamos trabajando juntos de una manera muy positiva y a los hechos me remito; en el día de hoy ya están esos refuerzos activos", ha zanjado la socialista.

En concreto, respecto al personal, el Ministerio de Transición Ecológica ha enviado hoy 10 efectivos de Tragsa que se suman a los 25 que ya trabajaban en los arenales. Además, ha puesto a disposición tres lanchas Salvamar y dos remolcadores.

A ello se suma el dron, acerca del que la delegada ha avanzado que si se comprueba que es un medio eficaz "se podrá incorporar alguno más".