CanELA y ASW Cantabria, seleccionadas en la iniciativa solidaria de Cinfa 'La voz del paciente'

Forman parte de las 98 asociaciones nacionales que recibirán una aportación de 2.500 euros cada una

La Asociación Cántabra de Esclerosis Lateral Amiotrófica (CanELA) y la Asociación Síndrome de Williams de Cantabria son las dos asociaciones de pacientes cántabras que recibirán por parte de Cinfa una aportación de 2.500 euros cada una para llevar a cabo los proyectos que han presentado a 'La voz del paciente'.

Esta iniciativa solidaria del laboratorio trata de dar voz, respaldo económico y visibilidad a las asociaciones, ha indicado Cinfa en nota de prensa.

A través de la web Lavozdelpaciente.cinfa.com, más de 300.000 personas han apoyado con sus votos a las 401 asociaciones participantes en esta edición.

Este año, como novedad, Cinfa ha duplicado el número de ayudas de 2.500 euros, por lo que 100 asociaciones recibirán estas aportaciones, en lugar de las 50 de las ediciones anteriores.

Con ellas, se busca impulsar proyectos de intervención para mejorar la calidad de vida de los pacientes, avanzando en el bienestar físico, mental o emocional de las personas que sufren enfermedades o discapacidades, así como en el de sus familiares cuidadores.

Los 100 proyectos seleccionados pueden consultarse en la clasificación de Lavozdelpaciente.cinfa.com.

En Cantabria, la Asociación Cántabra de Esclerosis Lateral Amiotrófica (CanELA) participó en la iniciativa de Cinfa con 'Vida a los años a través de la fisioterapia', un proyecto de fisioterapia respiratoria y de fisioterapia especializada en enfermedades neurodegenerativas que permite trabajar el aspecto físico-muscular de los pacientes. El objetivo del programa es mantener durante todo el tiempo posible una calidad de vida adecuada.

Por su parte, ASW Cantabria (Asociación Síndrome de Williams de Cantabria) presentó el proyecto 'Aprendiendo a gestionar emociones', un programa de intervención cuyo objetivo es ofrecer atención psicológica para padres y madres de personas con esta enfermedad, además de un servicio de psicología infantil y análisis de conducta para los propios pacientes.

Según la entidad, no existe tratamiento curativo, pero sí es necesaria una atención multidisciplinar: pasar controles médicos periódicos (muchas visitas a médicos y hospitales) y participar en programas de estimulación y psicomotricidad desde edades tempranas y atención psicológica.

Comentarios