sábado 23/1/21

Buruaga (PP) pide a Revilla que "eleve" su exigencia frente al "daño" que Pedro Sánchez causa a Cantabria

La presidenta del Partido Popular de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido al presidente regional, Miguel Ángel Revilla que "eleve el nivel de exigencia" frente al Gobierno de Pedro Sánchez, por el "daño" que a su juicio está causando a la región.

Así, le ha instado a que "reflexione" sobre "a qué está llevando a Cantabria su asociación" con el PSOE de Sánchez, que "burla todos los compromisos con la región y la despacha como una comunidad de segunda". "El daño que está causando a los cántabros con su ninguneo es real y puede ir todavía a peor", ha advertido.

La dirigente popular ha comparecido este jueves en rueda de prensa para mostrar la preocupación del PP "por la debilidad del Gobierno de Revilla en el mercado persa en el que Sánchez ha convertido el país" y pedir al presidente de la comunidad que "haga valer su posición, su pacto y sus votos, deje de consentir engaño tras engaño, eleve el nivel de exigencia y empiece a poner resultados sobre la mesa".

Y es que, hasta ahora, según Buruaga, el regionalismo ha sido "sumamente ineficaz" a la hora de poner en valor la defensa de nuestra autonomía. "Ha sido un rotundo fracaso y la consecuencia es que Cantabria no pinta nada y que Sánchez no nos da nada", ya que en estos dos años "no solo no ha cumplido nada de lo que prometió y tampoco ha pagado nada de lo que debe, sino que además nos ha quitado mucho de lo que nos corresponde como comunidad autónoma", ha dicho.

Así, ha señalado que el PSOE "ha incumplido de cabo a rabo" toda la agenda de inversiones comprometida con Cantabria que es, además, "el corazón" del pacto de Gobierno.

"Han sido dos años de pretextos y abandono. Dos años en blanco para las infraestructuras de esta tierra: Ni el AVE a Madrid, ni el tren con Bilbao, ni los soterramientos, ni el Desfiladero de la Hermida, ni la autovía Aguilar Burgos, o la ampliación de la A-67", ha afirmado la dirigente del PP, que ha calificado este periodo como un "bienio negro" para los grandes proyectos de infraestructuras de los que depende el desarrollo de la comunidad.

A este "incumplimiento" de los compromisos con Cantabria, ha sumado el hecho de que Pedro Sánchez "no pague lo que nos debe y confisque lo que es de todos los cántabros".

Así, ha recordado que el Gobierno del PSOE "no ha presupuestado ni una sola anualidad para Valdecilla, no ha pagado la liquidación del IVA de 2017 y ni tan siquiera autoriza a los ayuntamientos a disponer libremente de los remanentes de tesorería que, en cambio, sí va a permitir utilizar al País Vasco y Navarra gracias a ese acuerdo que negociaron debajo de la mesa con Bildu para sacar adelante la quinta prórroga del Estado de alarma, con el apoyo del PRC".

Como tercer hecho que demuestra, a su juicio, "el ninguneo de Sánchez a Cantabria", se ha referido al reparto de fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros para hacer frente a los gastos derivados del Covid que, tras los "vaivenes" en los criterios de reparto, deja a la región "muy mal parada", pese a "los intentos por inflarlo y maquillarlo" del vicepresidente Pablo Zuloaga.

MERCADEO CON EL AGUA DEL EBRO

Además, ha advertido de que Cantabria tiene sobre la mesa "otro agravio de graves consecuencias si nadie lo remedia": el abastecimiento de agua a Santander que, a día de hoy, "sólo está asegurado hasta el 12 de julio", a pesar de que como ha denunciado "una y otra vez" la alcaldesa, Gema Igual, la situación "es crítica".

Según la dirigente popular, para Cantabria captar agua del Ebro "se ha convertido en un imposible" porque Sánchez "lo está utilizando como moneda de cambio" frente a los regionalistas que sostienen al Gobierno socialista de Lamban y han exigido, en Aragón y en Madrid, que el agua del Ebro "no se toque".

"El problema no es de déficit de recursos hídricos, ni de tramitación del permiso, ni de plazos", sino que Pedro Sánchez "utiliza todo, también el agua del Ebro, como un elemento más de negociación en su propio beneficio, como moneda de cambio, porque es capaz de poner precio a todo y mercadear con todo con tal de mantenerse y resistir", ha dicho.

Y ha advertido de que Cantabria "pierde una y otra vez" la batalla de la influencia política ante el Gobierno porque "está claro" que para el Partido Socialista de Sánchez, Aragón y Lambán "son mucho más importantes que Cantabria y Miguel Ángel Revilla".

"Cualquiera pinta más en Madrid que el Gobierno socialista de Revilla y esa es la razón por la que burlan todos los compromisos con Cantabria y nos despachan como a una comunidad de segunda", ha dicho.

Y ha criticado que la reacción y la respuesta del presidente ante "esos atropellos y el desprecio y abandono" de la comunidad sea "alzar la voz en Cantabria para, al minuto siguiente, bajar la cabeza" en el Congreso "diciendo a todo que sí como hace José María Mazón".

Por todo ello ha pedido a Revilla "que piense a qué está llevando a Cantabria su asociación con un Partido Socialista que nos trata como enemigos, no como socios y ni tan siquiera como iguales" y exija que el Gobierno central "cumpla" con la comunidad.

 A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

Buruaga (PP) pide a Revilla que "eleve" su exigencia frente al "daño" que Pedro Sánchez...
Comentarios