El proyecto '¿Quién es el jefe? La marca de los consumidores' llega a Cantabria

El consejero Guillermo Blanco y la promotora de la campaña 'Quién es el jefe' Annaick Locqueneuex

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha respaldado el proyecto de consumo '¿Quién es el jefe? La marca de los consumidores' y le ha deseado éxito en su desarrollo en Cantabria.

Así se lo ha trasladado a la promotora de la campaña', Annaïck Locqueneuex, con quien se ha reunido para conocer el funcionamiento de este proyecto de cooperación social y colectiva que, tras "revolucionar la forma de consumir alimentos y mejorar la calidad de vida de ganaderos y agricultores, llega a España para su modelo de consumo".

La campaña se encuentra en fase embrionaria y el consejero ha visto con buenos ojos su llegada a Cantabria, si bien para ello será necesario el inicio de conversaciones con las distintas organizaciones y colectivos del sector para que muestren su conformidad.

"Nos parece una idea muy interesante pero ahora hay que ver cómo encaja en nuestro sector. Todo lo que venga para sumar, será bienvenido y le desearé la mejor de las suertes porque su éxito será el de Cantabria", ha subrayado.

En la reunión, a la que también han asistido representantes de AgroCantabria; la presidenta de la Interprofesional Láctea (INLAC), Rosario Arredondo; las directoras generales de Pesca y Alimentación, Marta López, y de Ganadería, Beatriz Fernández; el director de la Oficina de Calidad Alimentaria de Cantabria (ODECA), Fernando Mier, y el secretario general de UGAM-COAG, Gaspar Anabitarte, la promotora de la iniciativa ha explicado que la campaña "es una iniciativa social para que el consumidor decida cuánto quiere pagar y cómo es el producto".

Para ello, otorga el poder de decisión al ciudadano para que mediante un formulario en su página web (www.lamarcadelosconsumidores.es) configure las características del alimento y determine cuánto quiere pagar por él con el objetivo de ofrecer una remuneración justa al productor para que pueda vivir de su trabajo.

Así, por ejemplo, en el caso de la leche, se pueden votar los criterios que diseñarán la leche que se desea comprar en un futuro próximo, eligiendo factores como el origen de la leche, la remuneración que se otorga al ganadero, la alimentación de la vaca o el tipo de embalaje. De esta manera, se producirá y venderá la leche que reúna las características más votadas por los consumidores.

Pero este proyecto no solo comercializa leche, sino que también trabaja en el cambio del patrón del consumo de productos como el aceite de oliva, la miel o los huevos. En todos ellos, el plan pasa por hacer constar en el envase del producto el precio que se paga al ganadero, los euros que se destinan a pagar impuestos y el coste final que asume el consumidor.

Comentarios