Blanco llama recuperar "la esencia, el poder y el protagonismo" del sector primario porque "sin él no hay futuro"

El consejro de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, en AgroSantander
photo_camera El consejro de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, en AgroSantander

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha hecho hoy un llamamiento a recuperar "la esencia, el poder y el protagonismo" del sector primario porque es el "corazón de Cantabria" y "sin él no hay futuro", al tiempo que ha garantizado que el Gobierno, y particularmente su consejería, "se va a dejar la piel" para conseguirlo.

"Creemos, confiamos y apostamos por el sector primario de Cantabria, porque Cantabria es sector primario y estamos convencidos de que sin lo rural no hay futuro y sin sector primario no hay futuro", ha dicho Blanco en el Encuentro AgroSantander, organizado por El Diario Montañés, donde ha pronunciado una conferencia sobre 'Alimentos de Cantabria, una apuesta por nuestro futuro rural'.

El consejero ha asegurado que el objetivo de su departamento en los próximos cuatro años será intensificar el apoyo a la actividad en el medio rural para reducir la desigualdad con respecto al medio urbano, mejorar el nivel de renta y las condiciones de empleo de la población rural y poner freno al despoblamiento a través de dos herramientas: la futura Política Agraria Común (PAC) y la agroalimentación.

Todo ello, ha añadido, tomando como referencia los objetivos de la agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que tiene como referencias estratégicas la lucha contra el cambio climático, el impulso de las energías renovables, la economía circular, la bioeconomía y la conservación de la biodiversidad.

SECTOR "CLAVE" CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Según ha expuesto, el medio rural representa en estos momentos el 88% de la extensión de la comunidad autónoma y el 80% de la población se concentra en el 12% del territorio, con el gravamen añadido del envejecimiento poblacional.

En este contexto, ha citado como principales "retos de la Cantabria rural" la dependencia, la debilidad de las estructuras demográficas, la desigualdad de género y la vulnerabilidad laboral, que se suman al propio despoblamiento y al particularmente elevado envejecimiento de los habitantes de este medio.

Por ello, considera que el sector primario debe jugar un papel "clave" en la lucha contra la despoblación por su capacidad de generar empleo en zonas desfavorecidas y porque Cantabria dispone de materia prima suficiente para asegurar el futuro del medio rural.

Así, se ha referido al peso del sector agroalimentario, que ha evolucionado positivamente gracias a la apuesta por su diferenciar su calidad con 4 denominaciones de origen (queso de nata, queso picón Bejes-Tresviso, quesucos y miel de Liébana) y otras 4 indicaciones geográficas protegidas (sobao pasiego, carne de Cantabria y los dos vinos de la tierra, el de la costa y el de Liébana), además de la pujanza de los productos amparados por el sello de Producción Ecológica y los que se identifican como Producción de Montaña.

En este punto, se ha comprometido a agilizar los trámites administrativos para lograr la IGP de la anchoa del Cantábrico para proteger jurídicamente este producto "frente a imitaciones que usurpan su nombre".

Blanco ha recordado que el Gobierno y el sector extractivo han impulsado recientemente este tema con la firma de un documento de adhesión en el que ambas partes acuerdan poner en marcha los trámites necesarios y definir su contenido para, posteriormente, dirigir la petición al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y éste, a su vez, a la Unión Europea, que será quien decida en última instancia.

El consejero se ha comprometido con los conserveros a contactar con sus homólogos de Asturias, Galicia y País Vasco para conocer su posible interés en sumarse a la asociación que se va a crear para defender la IGP.

También ha destacado la importante apuesta que viene realizando Cantabria en los últimos años en el campo de la producción ecológica como aliada en la conservación del medio ambiente y el paisaje y en respuesta a las nuevas demandas de los consumidores.

Blanco ha informado de que en estos momentos hay 323 operadores ecológicos certificados en la región, que cuenta con 3.483 hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica, 5.500 cabezas de ganado bovino ecológico y produce 3 millones de litros de leche y casi un millón de huevos de este tipo.

"Cantabria tiene un gran potencial en la economía verde y el mundo rural la debe saber aprovechar", ha apuntado.

Sobre la futura PAC 2021-2027, que permitirá movilizar recursos por valor superior a los 50.000 millones de euros, según los cálculos del Ministerio, Blanco ha señalado que la postura de Cantabria pasa por una "clara defensa de las particularidades de nuestros sistemas productivos, tan condicionados por nuestro clima y orografía", y en sintonía con las medidas del futuro Programa de Desarrollo Rural de Cantabria que se confeccione a partir de 2021.

Mientras tanto, ha puntualizado, el Gobierno regional ya está adoptando medidas que inciden directamente en el medio rural como la creación el Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento o las deducciones fiscales en el IRPF para los habitantes de estas zonas, contempladas en el presupuesto autonómico para 2020.

LOBO

En el turno de preguntas, se ha referido a la problemática del lobo, especie que aboga por mantener "en unas condiciones y un número óptimo" que permita su compatibilidad con la ganadería extensiva. "Hay una especie en extinción en Cantabria que se llama ganadero. Si me mandan elegir entre el lobo y la especie en extinción ganadero, está clara cuál es mi respuesta", ha aseverado.

Asimismo, se ha comprometido a reabrir en esta legislatura el matadero de Liébana, a regular la 'venta kilómetro 0' de productos y a buscar una "mayor proporción" de alimentos de Cantabria en los comedores escolares, ha informado el Gobierno en nota de prensa.