lunes 23/5/22

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha insistido en la necesidad de concienciar sobre la importancia del reciclaje para la sostenibilidad del planeta y ha instado a la implicación de "todo el mundo" a la hora de promover en todos los ámbitos de la sociedad una práctica tan necesaria en estos momentos como es la economía circular.

"La transición hacia este modelo de desarrollo sostenible empieza en nuestros propios hogares con pequeños hábitos en nuestra rutina diaria, como puede ser el de utilizar de manera adecuada los contenedores de reciclaje o transmitir a las nuevas generaciones la importancia vital que tiene el cuidado del planeta para que ellos puedan disfrutarlo en las mismas condiciones e incluso mejores que nosotros", ha manifestado.

Así lo ha dicho durante su visita al CEIP Pérez Galdós de Requejada para comprobar cómo la exposición itinerante 'Cantabria Circular' "cala" en la mentalidad de los escolares y profesores de este centro educativo.

Acompañado por la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, el consejero ha hecho un llamamiento para que "entre todos mantengamos limpio el planeta y que las nuevas generaciones puedan disfrutar de un medio ambiente más sostenible".

Para ello, ha defendido el desarrollo de prácticas relacionadas con la economía circular como medida para preservar el medio ambiente de Cantabria, reintroducir los residuos en la cadena productiva y cumplir con la normativa europea.

"La economía circular no es una moda, sino una realidad actual y necesaria en Cantabria para sustituir la economía lineal de producir, usar y tirar por el modelo de reutilizar, reusar y reciclar", ha subrayado Blanco, quien ha abogado por otorgar a los residuos una segunda vida útil y acabar con el "exagerado" consumo de materias primas y productos naturales.

Para ello, ha puesto en valor la necesidad de llevar a cabo campañas de sensibilización como 'Cantabria Circular' que fomentan el reciclaje entre la ciudadanía de una forma visual y didáctica.

Finalmente, ha destacado la importante labor que "tan bien" desarrollan los profesores a la hora de enseñar a sus alumnos aprendizajes relacionados con el cuidado y respeto del medio ambiente, como el reciclaje, la limpieza de playas y bosques, el consumo ecológico o el ahorro energético y de agua.

'CANTABRIA CIRCULAR'

En el marco del plan de acciones de la campaña 'El mundo. Recicla más. Mejor. Siempre', que impulsa la Consejería de Medio Ambiente, junto a la empresa pública MARE y Ecoembes, 'Cantabria Circular' es una muestra itinerante que está recorriendo 30 municipios de Cantabria para concienciar a la población sobre la importancia del reciclaje de residuos no solo en términos de sostenibilidad ambiental, sino también como factor de desarrollo económico.

En 2020, cada cántabro depositó 12,9 kilogramos de residuos -un 9,5% más respecto al año anterior- en los 3.359 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plástico, metal y brik que los cántabros tienen a su disposición.

Una cantidad que, durante los últimos cinco años, ha incrementado un 38%, pero "hay que seguir reforzando y sensibilizando" para afinar la separación que los ciudadanos hacen en sus hogares, ya que de los kilos que cada uno depositó en el contenedor amarillo, 3,3 fueron de residuos que no son envases.

Por su parte, el reciclaje en el contenedor azul creció un 0,6% y cada cántabro depositó 19 kilogramos de papel y cartón en los 3.313 contenedores azules situados en la vía pública. Una cifra que, durante los últimos cinco años, ha aumentado un 12%.

Según Blanco, los datos del 2020 indican que se han seguido incrementando las tasas de reciclaje respecto a años anteriores, utilizando para ello los más de 9.700 contenedores, así como la extensa red de puntos limpios. Ha recordado que en los últimos diez años el número de municipios a los que MARE presta servicio de recogida de envases ha pasado de 84 a 90 (+7,14%).

Para atenderlos, se ha incrementado el número de contenedores amarillos en un 47,89%, hasta los casi 1.600 que hay actualmente en uso, con un crecimiento de un 75,11% en el número de toneladas recogidas.

En el caso de la recogida de papel y cartón, MARE opera actualmente en 89 municipios (un 7,23% más que hace una década), con un incremento del 38,71% en el número de contenedores azules instalados, y un aumento del 16,74% en el volumen de toneladas recogidas.

La flota de vehículos de MARE, por su parte, ha crecido en un 62,5% a lo largo de esta década.

Blanco destaca la importancia del reciclaje e insta a la implicación de "todo el mundo"
Comentarios