miércoles. 06.07.2022

El precio de la vivienda subió en Cantabria un 7,7% en el cuarto trimestre 2021 en relación al mismo periodo del año anterior, 1,3 puntos más que la media nacional que se incrementó un 6,4%, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado hoy.

El incremento de Cantabria es el cuarto más elevado de todas las comunidades, solo superado por los de Baleares (9,6%), Andalucía (8%) y Canarias (7,8%).

En concreto, el precio de la vivienda nueva creció un 6,3% en la región de octubre a diciembre del año pasado en comparación a dicho trimestre de 2020, también por encima de la media del 6,1%; mientras que el de la vivienda usada lo hizo un 7,9%, superior al del conjunto nacional (6,4%), similar al repunte de Canarias y solo superado por los de Baleares (9,9%) y Andalucía (8,1%).

Respecto a la comparativa con el tercer trimestre de 2021, el precio subió en Cantabria un 1% en relación al mismo periodo del año anterior, dos décimas menos que en el conjunto del país (1,2%).

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva se incrementó ocho décimas trimestralmente, cuando en España subió un 25%; mientras que el de la vivienda de segunda mano remontó un punto en Cantabria, lo mismo que el conjunto nacional.

DATOS NACIONALES

En España, el precio de la vivienda libre subió una media del 3,7% en 2021, registrando así su octavo repunte anual consecutivo. Esta cifra supera en 1,6 puntos el incremento de 2020, año en el se inició la pandemia, pero aún está por debajo del ritmo de subidas que se venían experimentado en los años previos al Covid.

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013.

No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6%, en 2016 hasta el 4,7%, en 2017 hasta el 6,2% y en 2018 hasta el 6,7%. Esa tendencia de aceleración se rompió en 2019 y 2020, cuando los precios subieron un 5,1% y un 2,1%, respectivamente.

De este modo, el precio de la vivienda libre recuperó en 2021 la tendencia alcista que se quebró a partir de 2019, debido a la aceleración de los precios de la vivienda de segunda mano, pues los de los pisos nuevos moderaron su ritmo de subida.

Así, el precio de la vivienda nueva subió una media del 4,6% en 2021, su menor alza desde el año 2014, cuando aumentó un 0,9%. Con el incremento del año pasado, el precio de la vivienda nueva acumula ocho ejercicios de alzas.

Por su parte, el precio de la vivienda usada aumentó un 3,6% en 2021, más de dos puntos por encima de lo que lo hizo en 2020 (+1,4%), aunque por debajo del incremento de 2019 (+4,7%). Con este repunte, la vivienda usada también acumula ocho años de subidas.

En el cuarto trimestre de 2021, el precio de la vivienda libre subió un 6,4% respecto al mismo periodo del año anterior, su mayor alza desde el cuarto trimestre de 2019. Este repunte, con el que se acumulan ya 31 trimestres de alzas, supera en más de dos puntos el registrado en el tercer trimestre de 2021.

El precio de la vivienda se dispara un 7,7% en Cantabria en el cuarto trimestre de 2021
Comentarios