La planta de Hapi Ibérica de Guarnizo produce más de 5.000 toneladas de carne al año

Revilla visita las instalaciones de la empresa, que suministra a grandes cadenas internacionales como Carrefour o McDonald's
Presidente Hapi Iberica

La planta que la empresa Hapi Iberica tiene en Guarnizo, en El Astillero, produce 5.000 toneladas de carne de vaca de la región al año, a las que se suman 700 más de productos cárnicos que transforma en la línea de fileteado.

De sus instalaciones, ubicadas en el polígono de esta localidad cántabra, se despiezan entre 300 y 400 vacas a la semana, periodo en el que el grupo Beauvallet al que pertenece, líder del sector cárnico francés, abastece a cerca de 50.000 restaurantes.

Entre los clientes de esta fábrica destacan, además de grandes grupos como el francés Carrefour, cadenas multinacionales de comida rápida como McDonald's, a cuyos establecimientos llegan cerca de 10 toneladas semanales de carne para sus hamburguesas procedentes de Hapi Iberica, que espera aumentar ese volumen.

Así lo ha manifestado este viernes su director gerente, Javier Varea, a los medios tras acompañar en una visita por las instalaciones al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y al consejero de Ganadería, Guillermo Blanco, entre otros miembros del Gobierno.

El responsable regional de la firma, que da empleo a 55 personas -la mayoría jóvenes- ha destacado que la producción se orientó en un principio al mercado francés, para dirigirse después al nacional, donde se suministra a grandes superficies y cadenas de distribución.

La mayoría de la carne que se trata en las instalaciones de Guarnizo procede de proveedores cántabros, tanto de pequeñas como grandes explotaciones, de diversas razas -frisona, limosina, charolesa, monchina o tudanca- aunque también de ganaderos de Asturias, Galicia y Castilla y León, así como de Portugal.

Hapi Ibérica Alimentación inició su actividad de despiece de carne vacuno en el año 2006 y desde 2014 dispone también de una sala de transformación con envasado al vacío.

En la sala de producción cuenta con dos líneas separadas de cuartos delanteros y traseros, que incorpora un sistema de selección, separación y etiquetado de una amplia variedad de productos según su destino final.

La fábrica cumple todas las exigencias en materia de bienestar y sacrificio animal, y cuenta con diferentes certificaciones de seguridad alimentaria, entre ellas la ISO 22000.

VALOR AÑADIDO A LA EXCELENTE CARNE DE CANTABRIA

Invitados por la dirección de la compañía, el presidente y el consejero han querido reconocer con su presencia la trayectoria de esta fábrica en el sector cárnico regional y el "valor añadido" que aporta a la "excelente" carne de Cantabria desde su apertura en 2006.

Asimismo, han destacado su apuesta por la promoción y distribución al consumidor de la carne producida en la región a través de diferentes empresas de restauración, motivo por el que recientemente ha obtenido la marca de garantía de calidad 'Alimentos de Cantabria'.

"Es una empresa muy importante que hace un buen producto y que lleva años trabajando en Cantabria y trabajando bien, generando empleo, dando un servicio de calidad y sacando al mercado nacional e internacional el excelente producto de nuestros ganaderos", ha señalado Blanco, quien ha subrayado la modernidad de su proceso productivo y la juventud de su plantilla.

El presidente y el consejero han estado acompañados en la visita por el secretario general de la Consejería de Desarrollo Rural, Francisco Gutiérrez, y las directoras generales de Alimentación y de Ganadería, Marta López y Beatriz Fernández, respectivamente, así como representantes del grupo francés Beauvallet, matriz a la que la pertenece la firma cántabra.

Las autoridades autonómicas han mantenido un encuentro con los directivos para conocer el funcionamiento de la empresa y, posteriormente, han realizado un recorrido por sus instalaciones.

Comentarios