jueves. 08.12.2022

El presupuesto de Desarrollo Rural sube a 165,4 millones y más de 6 irán a la lucha contra incendios

Crece un 7,6%, con los fondos UE y estatales se gestionarán 226,2 millones y 130 serán inversiones y ayudas directas al sector primario

El presupuesto de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente crecerá un 7,6 por ciento el próximo año, hasta alcanzar los 165,46 millones de euros, que son 11,7 más que en el presente ejercicio.

A esa cuantía hay que añadir la procedente de fondos europeos (casi 60 millones) y estatales (1,5), lo que supondrá que el departamento que dirige Guillermo Blanco gestionará un total de 226.262.949 euros.

Del montante global, más de 130 millones irán a inversiones y ayudas directas al sector primario, y más de 6 millones a la lucha contra incendios forestales, lo que supone un 11,5% más.

En las cuentas también destaca el incremento, en más de un millón, la partida del plan de gestión del lobo, que alcanza así los 2,8 millones, destinados fundamentalmente a los ganaderos afectados, para el pago de servicios ambientales y de daños ocasionados, así como ayudas para medidas preventivas.

Los presupuestos de la Consejería han sido presentados este viernes por su titular en una rueda de prensa en la que se ha vuelto a mostrar "contento" pero "no absolutamente satisfecho" con las cifras, que crecerán medio punto más que el año pasado, y en más de 30 millones desde el inicio de la legislatura.

Esto "demuestra a las claras", y a ojos del consejero regionalista, la apuesta del Ejecutivo PRC-PSOE por el sector primario para -ha dicho- colocarlo en el lugar que le "corresponde" y del que "nunca" debería haberse "alejado", y que es el "centro de la economía" de la región.

Un esfuerzo que se valora "aún más" en la actual coyuntura económica mundial, "con las 7 plagas que nos han tocado vivir", entre la pandemia, la guerra de Ucrania, la subida de las materias primas y los insumos, entre otras, en un 2022 en el que la Consejería ha puesto en marcha un paquete de ayudas extraordinarias por 15,8 millones para tratar de paliar los efectos en el sector primario.

Y en 2023, destinará más de 70 millones procedentes de Europa, a través de los fondos FEAGA, FEADER, FEMP y los de recuperación tras la pandemia del Covid, que para el nuevo ejercicio se incrementan un 81,73%, alcanzando los 12.748.704 euros.

Esto permitirá poner en marcha actuaciones de las distintas direcciones generales y, especialmente, en materia de biodiversidades y medio ambiente, como la recuperación de las antiguas canteras de Cuchía, en Miengo; la restauración de terrenos de la mina de Reocín; la eliminación de especies invasoras, o las actuaciones de restauración ambiental e infraestructuras en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

La modernización y el relevo generacional en el sector primario serán otras de las apuestas de los nuevos presupuestos, que incrementan, además, las partidas destinadas para acometer más caminos rurales y pistas forestales, con una inversión superior a los 2 millones, y refuerzan el apoyo del trabajo de los 5 Grupos de Acción Local (GAL) en el territorio rural, y de los Grupos de Acción Local Costera en el entorno pesquero, destinando más de 4,75 millones para seguir impulsando su actuación.

El consejero también ha destacado los 8 millones de euros que se destinan a las industrias de transformación de los productos agroalimentarios y pesqueros, así como las partidas destinadas a la recogida y tratamiento de residuos y la implantación del quinto contenedor.

CIFRAS POR ÁREAS Y PROGRAMAS

Por áreas y direcciones generales, la de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático es la que aglutina el mayor porcentaje del presupuesto total de la Consejería, con casi seis de cada diez euros, lo que supone 98,8 millones, que es la que más crece, por encima de los diez puntos porcentuales.

Serán para llevar a cabo, entre otras actuaciones, la recogida y tratamiento de residuos y la implantación de la recogida selectiva de materia orgánica; actuaciones en infraestructuras ambientales; la prevención y lucha contra los incendios forestales; la red de espacios naturales protegidos, y la gestión del lobo.

En cuanto al resto, Ganadería experimenta una subida del 9,38% hasta situarse con una partida de 16.990.001 euros, el 10,27% del montante total para ayudas de seguros agrarios, el bienestar animal, el sector lácteo y de carne, el impulso a la apicultura, los programas de erradicación y vigilancia, y el apoyo a los centros de limpieza y desinfección de transporte de ganado.

Pesca contará con un presupuesto de 16.815.611 euros, el 10,16% del total, y se destinará, entre otras actuaciones, a la promoción de los productos agroalimentarios; las ayudas para inversiones en la industria agroalimentaria; inversiones en industrias de transformación de productos pesqueros; formación en la escuela náutico-pesquera, y actuaciones de control de la cadena alimentaria.

Y la Dirección General de Desarrollo Rural gestionará 22.533.433 euros, el 13,62% del montante global, para llevar a cabo, entre otras actuaciones, inversiones en infraestructuras rurales; el Programa de Desarrollo Rural 2014-2022; las Estrategias de Desarrollo Local Participativo; lucha contra plagas vegetales; proyectos de ahorro y mejora de la eficiencia energética en las entidades locales, e investigación, innovación y formación agrarias.

Las cuentas se completan con las partidas destinadas a la Oficina de Calidad Alimentaria de Cantabria (ODECA), que asciende a 1.379.423 euros; el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), con 2.972.071 euros, y la empresa pública MARE, con una partida de 74.812.809 euros.

PRESUPUESTO "INTEGRADOR"

Para Blanco, "se trata de un presupuesto integrador de políticas ligadas al territorio para lograr las máximas sinergias con los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia; favorecer la transición hacia una economía circular; trabajar por la conservación de la biodiversidad y la restauración ambiental; conseguir un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente, y fomentar un sector primario inteligente; resiliente y diversificado que fije a la población en el medio rural".

En cuanto a los objetivos, ha destacado la mejora de la competitividad y la diversificación de la actividad agraria y pesquera; el apoyo a los sectores lácteo, pesquero, cárnico y a la industria de transformación alimentaria, así como el fomento de las razas autóctonas, y aprovechar los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para consolidar y reforzar con una visión a largo plazo y reforzar con una visión a largo plazo las políticas estratégicas de la Consejería en materia de mitigación del cambio climático e impulso de la economía circular y la bioeconomía.

Finalmente, se ha referido a las principales prioridades de su departamento para 2023, entre las que ha destacado el refuerzo de las inversiones y ayudas en materia de prevención y lucha contra los incendios forestales; los programas en espacios naturales protegidos; la restauración de áreas degradadas; la lucha contra las especies invasoras, y el plan de gestión del lobo.

El presupuesto de Desarrollo Rural sube a 165,4 millones y más de 6 irán a la lucha...
Comentarios