El paro sube en 255 personas en febrero en Cantabria, un 0,7%

2.652 parados menos en relación con febrero de 2022
photo_camera

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria subió en 255 personas en febrero, lo que supone un 0,74% más que en enero, por encima del repunte medio del 0,09%.

Sin embargo, hubo 2.652 parados menos en Cantabria, un -7,07% menos en relación con febrero de 2022, en este caso por encima del recorte medio nacional del -6,45%.

De este modo, Cantabria cuenta con 34.879 desempleados en el segundo mes del año, ha informado este jueves el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 2.618 personas en febrero en relación al mes anterior (+0,09%) tras el fin de la campaña de rebajas e impulsado por el crecimiento del desempleo entre jóvenes, mujeres y extranjeros.

El Departamento que dirige Yolanda Díaz ha destacado que el "leve" repunte del desempleo registrado en febrero, de "apenas" un 0,1% en términos porcentuales, refleja "la tendencia de estabilidad en el mercado laboral".

La subida de febrero de este año, la segunda consecutiva tras la de enero, contrasta con el descenso en 11.394 personas experimentado en febrero de 2022, pero está por debajo de la media de febrero de los últimos 15 años, que arroja un incremento de 35.280 desempleados. Desde el inicio de la serie histórica comparable, en 1996, el paro ha subido en febrero en 13 ocasiones y se ha reducido en 15.

Tras el repunte de febrero, el número total de parados se situó en 2.911.015 desempleados, su menor cifra en un mes de febrero desde 2008, según ha destacado Trabajo.

En Cantabria, en febrero, el incremento del paro se concentró en los servicios, con 159 desempleados más, y el colectivo sin empleo anterior, con 136 parados más en su lista, mientras la construcción sumó cinco.

Sin embargo se redujo en 27 personas en la industria y en 18 en la agricultura.

Así, el sector servicios sigue aglutinando a casi siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 26.729 desempleados, seguido de la industria (2.500), la construcción (2.259) y la agricultura (499). A los que se suman 2.892 personas sin empleo anterior.

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el segundo mes del año eran mujeres, 20.464, frente a 14.415 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (32.357, respecto a 2.522 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (19.211 frente a 13.146 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) los hombres superan muy ligeramente a las mujeres (1.269 respecto a 1.253).

EXTRANJEROS

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en febrero en Cantabria, 3.474 eran extranjeros, lo que supone 12 más que en enero, un repunte del 0,35%, el tercero más contenido de las 14 comunidades con incrementos, e inferior a la media del 1,38%.

En comparación con igual mes de 2022, el desempleo entre este colectivo bajó en 225 personas, un -6,08%, el cuarto retroceso más significativo de las regiones y casi el doble que en el conjunto del país (-3,4%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.494, frente a 980 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.292), la construcción (248), la industria (139) y la agricultura (100). Además hay 695 extranjeros en el colectivo sin empleo anterior. CONTRATOS

Por otra parte, la contratación bajó mensualmente en febrero en Cantabria un -14,67%, el tercer mayor retroceso por comunidades tras Andalucía (-22,7%) y Navarra (-17,28%), con 1.835 contratos menos que en enero, mientras que en España el descenso fue del -9,6%.

Además, en comparación con febrero de 2022, la contratación cayó un -27,8% en Cantabria, con 4.120 contratos menos, también por encima del conjunto del país (-24,8%).

De los 10.672 contratos rubricados en febrero, el 29,9% fueron indefinidos (3.192) mientras que el resto, 7.480 (70%), tenían carácter temporal.

La contratación indefinida en Cantabria bajó un -2,8% en términos mensuales, menos que la media del país (-7%), con 92 contratos menos. En el interanual, Cantabria rubricó 900 contratos más, lo que supone un incremento del 39,27%, por debajo de la media (+55,6%).

Los contratos temporales se redujeron un 18,9% en términos mensuales, con 1.743 menos, también por encima de España (-11,7%). Interanualmente cayeron un 40,16% en Cantabria, con 5.020 contratos menos, aunque por debajo del conjunto estatal (-47,5%).

Comentarios