La Mesa Sectorial de Sanidad alcanza un acuerdo para todo el personal sanitario de Cantabria

UGT no suscribe el acuerdo porque "es insuficiente, no aumenta la plantilla y discrimina a colectivos"
9/11/22  SAN SEBASTIAN
ep Concentracion medicos 



FOTO: Juan Manuel Serrano Arce
photo_camera 9/11/22 SAN SEBASTIAN ep Concentracion medicos FOTO: Juan Manuel Serrano Arce

La Mesa Sectorial de Personal de Instituciones Sanitarias ha alcanzado este lunes un acuerdo de mejora de las condiciones de trabajo de todo el personal de instituciones sanitarias del Servicio Cántabro de Salud (SCS), que no ha sido suscrito por el sindicato UGT.

La Mesa Sectorial --compuesta por UGT, CSIF, ATI, CCOO, SATSE y el Sindicato Médico-- se celebraba a última hora de ayer con el objetivo de cerrar el acuerdo que puso fin a la huelga indefinida de médicos en Atención Primaria.

El acuerdo de Atención Primaria de facultativos fue firmado por el Sindicato Médico, CCOO, CSIF y ATI; mientras que el de mejora de las condiciones de trabajo del personal de instituciones sanitarias fue suscrito por SATSE, CCOO, ATI y CSIF, han informado fuentes de la Consejería de Sanidad.

Según el titular de Sanidad, Raúl Pesquera, se trata de un acuerdo "positivo" para los trabajadores y para toda la organización sanitaria. Sin embargo, para UGT "es insuficiente, no aumenta plantilla y discrimina a algunos colectivos".

MEJORAS PARA TODO EL PERSONAL SANITARIO

Pesquera ha explicado que el acuerdo se extiende a todas las categorías del SCS, tanto a la Atención Primaria como a la hospitalaria, con mejoras para el personal que hace turnos o guardias, que trabaja en días festivos o que realiza exceso de jornada, y para profesionales que tienen que desplazarse entre diferentes áreas de salud, entre otras medidas.

Asimismo, ha señalado que el acuerdo facilita una mejor prestación de la asistencia en situaciones de déficit de profesionales por medio de la auto-cobertura.

El consejero ha asegurado que todas estas medidas, junto a la puesta en marcha de las agendas de calidad, supondrá "una mejora" en la prestación de la asistencia a los cántabros, al mejorar la accesibilidad de los pacientes a los profesionales y el tiempo que se dedica a cada paciente.

UGT CREE QUE EL ACUERDO SE INCUMPLIRÁ

Por su parte, el Sector de Sanidad de la Federación UGT-Servicios Públicos no ha suscrito el acuerdo de mejora de las condiciones de trabajo para el personal del SCS porque "implica medidas insuficientes y aisladas, no supone un aumento de plantilla efectivo, incluye pequeños aumentos retributivos y agrava la discriminación entre la Atención Primaria y la Atención Especializada".

Según ha señalado en nota de prensa el responsable regional de Sanidad de UGT, Gustavo Fuentes, se trata de "un acuerdo apresurado que no responde a los problemas de fondo del personal del SCS".

A su juicio, el acuerdo "se basa en medidas insuficientes que no pueden considerarse estructurales, como hubiera sido la elaboración de un plan de recursos humanos, la solución al déficit de plantillas y profesionales o la actualización del sistema retributivo de carrera y desarrollo profesional".

Así, Fuentes considera que "no supone un aumento de plantilla efectivo porque el proceso de estabilización al que hace referencia consiste en convertir personal temporal en fijo en cumplimiento de la ley de medidas urgentes para reducir la eventualidad en el empleo público".

También ha criticado que "solo incluye pequeñas mejoras retributivas" del trabajo en noches y festivos y en el cálculo de la hora ordinaria, "lo que es claramente insuficiente para nosotros", y otras medidas retributivas "solo van dirigidas a determinadas categorías profesionales y solo vienen a agravar la discriminación entre Atención Primaria y Atención Especializada".

Asimismo, ha cuestionado la "aplicación efectiva" del acuerdo, "teniendo en cuenta el momento en que se firma y que gran parte de su contenido son meros compromisos políticos a futuro y en la mayoría de los casos sin indicar cifras, plazos o fechas".

"Ya hemos tenido la experiencia de los acuerdos firmados en 2019 que han sido claramente incumplidos por la Consejería de Sanidad; y ahora nos encontramos con un nuevo acuerdo que carece de naturaleza jurídica para garantizar su ejecución y eficacia", ha sentenciado.

Comentarios