ADIF pretende restablecer mañana los servicios de viajeros y mercancías afectados por las inundaciones de Reinosa

Tramo en reparación tras las inundaciones

El director general de Transporte y Comunicaciones de Cantabria, Felipe Piña, ha afirmado hoy que Adif tiene la intención de restablecer este martes, día de Nochebuena, todos los servicios de viajeros y mercancías que se han visto afectados por las inundaciones que sufrió la zona de Reinosa y Campoo de Enmedio el pasado viernes.

La circulación ferroviaria quedó interrumpida el viernes en el trayecto entre Reinosa y Lantueno, de la línea Palencia-Santander, debido a los daños causados en la infraestructura por la acumulación de agua por las fuertes lluvias y el desbordamiento del río Hijar.

Tras visitar esta mañana la zona, junto con el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Jaime González, Piña ha indicado que los trabajos en el túnel de Lantueno, tanto en la boca norte como en la sur, se han desarrollado "según lo previsto por Adif".

En este sentido, ha agradecido el "esfuerzo in extremis" que ha realizado administrador ferroviario para restablecer la normalidad.

Un agradecimiento que también ha expresado el presidente del Puerto, quien se ha congratulado de que ante "una circunstancia no prevista como la que ha sucedido, Adif haya reaccionado como nosotros necesitábamos y esperábamos".

González ha dicho que están "contentos" de ver que la "reacción" de Adif desde el "momento de la catástrofe" ha sido "contundente", con una valoración "rápida" de los dos kilómetros de vía afectados en la zona de Lantueno y los 500 metros afectados en Mataporquera.

"Han traído y desplazado los recursos y medios humanos y materiales suficientes y necesarios para restablecer la circulación; han estado trabajando a tres turnos 24 horas. Y por tanto, desde nuestro ámbito, lo único que podemos es agradecer" el trabajo realizado, ha señalado.

Según González, la afección al Puerto con los trenes que han tenido que cancelarse o desviarse ha sido "mínima" y aunque en la apertura del tráfico habrá zonas donde la velocidad no superará los 30 kilómetros por hora por motivos de seguridad, eso sólo provocará un retraso en el cómputo global de desplazamiento de "unos ocho o diez minutos, que no influirá prácticamente nada", ha afirmado, con lo que el impacto al Puerto de Santander será "mínimo e inapreciable", ha dicho el presidente de la Autoridad Portuaria.

DAÑOS

Según informó Adif, a las 05.30 horas del viernes ya estaban en la zona los equipos de mantenimiento de la infraestructura para reconocer el trayecto y la afectación por las malas condiciones atmosféricas.

Así, se detectó que, junto al túnel número dos de Reinosa, se había producido un desprendimiento de tierra que provocó el desplazamiento de dos columnas de electrificación y desguarnecido la vía.

Los trabajos de reparación se iniciaron el viernes a las 07.30 horas y Adif ya advirtió entonces de que podrían prolongarse varios días "dada la magnitud de los daños".

REIVINDICACIÓN DE MARTÍN

La semana pasada el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, con motivo de los daños ocasionados por la lluvia y la crecida de los ríos, manifestó su preocupación por el corte de comunicaciones y la situación de aislamiento a la que está expuesta Cantabria con una sola conexión ferroviaria.

"Llevamos años pidiendo la conexión entre el Corredor del Atlántico con la Y vasca", dijo Martín, añadiendo que si Cantabria ya tuviera esa conexión, "este accidente sería anecdótico".

Según el consejero, "el ecosistema económico de Cantabria pasa por un cordón umbilical que es la línea férrea, la única que permite a la región exportar mercancías y que nos conecta con Castilla".

Martín ha recordado que el Gobierno de Cantabria lleva años anunciando que es una vía frágil cuando se producen averías, y que en términos de pasajeros generan molestias, pero en términos de mercancías, el riesgo que se ha planteado es el de dejar al puerto y a la estructura económica de Cantabria sin conexión con el resto del mundo.