lunes 23/5/22

La consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, Ana Belén Álvarez, ha destacado el papel que sigue teniendo la mujer como cuidadora de personas dependientes, al tiempo que ha afirmado que la sociedad y las administraciones públicas tienen que seguir visibilizando esta figura que, en ocasiones, "también necesita de recursos" para seguir desarrollando su función.

Así lo ha asegurado durante su participación en la jornada que ha organizado este viernes 'Plena inclusión Cantabria' con motivo del Día Internacional de las Personas Cuidadoras, que se celebra este 5 de noviembre. Se trata de un encuentro que respalda el Gobierno de Cantabria, a través del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), y el Ayuntamiento de Santander.

Acompañada de la presidenta de Plena Inclusión Cantabria, Eloísa Gutiérrez, y el concejal de Familia, Servicios Sociales, Autonomía Personal e Igualdad del Ayuntamiento de Santander, Álvaro Lavín, la titular de Políticas Sociales ha asegurado que el hecho de que haya más mujeres que hombres ejerciendo como cuidadoras de personas dependientes es "un dato totalmente objetivo", atendiendo a las prestaciones que se conceden a este colectivo.

En este sentido, ha alabado el trabajo que realizan a la hora de proporcionar cuidados a sus familiares o personas cercanas dependientes, y ha repasado los "obstáculos" con los que se encuentran los cuidadores en el día a día.

En concreto, ha mencionado las dudas que pueden surgir sobre si los cuidados que se proporcionan a la persona dependiente "son los adecuados", si hay alguna otra técnica que desconocen y que mejoraría la calidad de vida de sus allegados o "si una excesiva protección es a veces perjudicial para su desarrollo personal".

Por todas estas razones, la titular de Políticas Sociales ha recalcado que "el hecho de visualizar el día de hoy es fundamental" para que las administraciones públicas, la sociedad en su conjunto y los propios cuidadores sean conscientes de la labor que desarrollan, así como su "complicada conciliación" con el trabajo y la vida personal, además de que "esta dura tarea puede impactar en la salud mental de los cuidadores".

Por último, Álvarez ha valorado la puesta en marcha de los centros especiales de empleo que permiten la integración de personas con discapacidad, pero "que tienen sus capacidades en lo laboral", ya que les permiten formarse y acceder e integrarse plenamente en el mercado de trabajo.

Álvarez advierte que las mujeres siguen asumiendo mayoritariamente los cuidados familiares
Comentarios