lunes 6/12/21

Abril fue un mes muy seco, el séptimo más seco de los últimos sesenta años, y ligeramente frío en Cantabria, según el 'Avance climatológico' de ese mes elaborado por la Delegación Territorial en Cantabria de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Abril resultó frío en áreas de la mitad occidental de la región y en Campoo-Los Valles, y muy frío en zonas altas de Liébana. En el resto de Cantabria, fue térmicamente normal.

En el conjunto de la región, la temperatura media fue de 9,6 grados centígrados, es decir, 0,2 grados inferior al valor promedio del periodo 1981-2010. Este valor ocupa el lugar 34 de la serie ordenada de abril entre 1961 y 2021.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Además, abril fue muy seco en Liébana y valles del Nansa y Saja, seco en el resto de la vertiente Cantábrica y normal en Campoo-Los Valles.

Se han recogido 54 litros por metro cuadrado de precipitación, en promedio regional, lo que equivale al 47% de la precipitación esperada.

Este valor sitúa este mes de abril en el conjunto regional como muy seco, el séptimo más seco del periodo 1961-2021.

Abril presentó características climáticas parecidas a las de marzo, con escasas precipitaciones y un ambiente en general fresco que se ha notado más en las temperaturas mínimas.

Las precipitaciones cayeron repartidas en dos episodios. El primero, en torno al día 10, concentró la mitad de la lluvia recogida en el mes, con algunos registros en torno a 30 litros por metro cuadrado en 24 horas en estaciones de los valles de Asón, Pas y Saja. En el segundo, a lo largo de la última semana, se acumuló menos de 10 litros por metro cuadrado cada día.

Las precipitaciones del día 10 estuvieron asociadas con chubascos ocasionados por tormentas y su distribución irregular se refleja en el carácter muy seco de la zona occidental de Cantabria, que recibió menos lluvia en esta situación.

Las temperaturas descendieron durante la primera semana, y se mantuvieron por debajo de los valores normales durante la segunda decena del mes. El día 12 se registró la madrugada más fría, y la situación se prolongó en condiciones parecidas hasta que, a partir del día 20, las temperaturas se recuperaron.

El día 23 se alcanzaron las temperaturas más altas, que superaron los 25 grados en el valle del Besaya, en la bahía de Seco o Santander y en la costa oriental.

Ha sido frecuente durante el mes de abril la aparición de escarcha de madrugada y en ocasiones se han producido heladas matinales.

En Ramales se han registrado dos días con temperatura mínima inferior a 0 grados, 4 en Villacarriedo, 9 en Bárcena Mayor y 11 en Campoo-Los Valles.

Se han registrado en Santander/Parayas un total de 174 horas de sol, un 15% más del valor medio mensual del mes de abril.

Y el viento sopló por debajo de lo esperado en marzo. En Santander/Parayas se registró un recorrido de 8.240 kilómetros frente a los 8.813 promedio, apenas un 6% menos de lo esperado.

Sin embargo, ha habido una disminución acusada de los vientos húmedos del oeste frente a un aumento significativo de los procedentes del nordeste, secos.

Se produjeron 52 descargas procedentes de rayos en nueve días de tormenta, de las que 39 se registraron el día 10.

VALORES EXTREMOS

Por lo que se refiere a los valores extremos registrados en la región en abril, la temperatura máxima más alta fueron los 26,4 grados el día 23 en Santander/Parayas; y la mínima más baja, los -7,2 grados el día 12 en Alto Campoo.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 33,6 litros por metro cuadrado el día 10 en Bárcena Toriz; y la racha máxima, los 69 kilómetros por hora el día 13 en Santander.

Abril fue el séptimo más seco en 60 años y ligeramente frío en Cantabria
Comentarios