jueves 26/11/20

La familia de Roberto, desaparecido en Valderredible, sigue buscando y pide que se reactive el operativo

Familiares de Roberto Arturo Lavid, el hombre al que se perdió la pista el pasado 10 de noviembre en Tanos y cuyo coche apareció nueve días después en una zona boscosa de Valderredible, continúan por su cuenta la búsqueda y piden que no se abandonen estas tareas y que se reactive el operativo desplegado en su día.

"Roberto no ha vuelto. Sabemos que sigue allí. Necesitamos encontrarle y llevársele a madre", expresan en un comunicado remitido a los medios allegados de este vecino de Igollo Camargo, de 49 años y 1,80 metros de alto.

Tras su desaparición -se le vio por última vez sobre las tres de la madrugada del 10 al 11 de noviembre, saliendo de la discoteca 'El Refugio' de Tanos'- y el hallazgo de su coche el día 25 en un área de difícil acceso en la Población de Arriba se puso en marcha un dispositivo de búsqueda, por tierra y aire.

Contó con la participación de medios -helicópteros, drones, perros, etc- y efectivos del Gobierno de Cantabria, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -como Guardia Civil y Policía Nacional-, vecinos y voluntarios, a los que familiares y amigos -que también tomaron parte en las batidas y rastreos- están "inmensamente agradecidos" a pesar de que las labores concluyeron sin resultados.

Ahora, cuando ha pasado más de un mes del hallazgo del vehículo -un Opel Astra gris metalizado- y mes y medio de la desaparición de Roberto Lavid, su familia pide que no se abandone la búsqueda y se reactive el operativo, con agentes -de la Benemérita o Dirección General del Medio Natural, proponen- que colaboren en la "complicadísima tarea" de hallarle en la zona boscosa y de difícil acceso de Valderredible, pues están convencidos de que "sigue allí".

"Nos hemos quedado prácticamente solos, pero seguimos buscando, con dificultad, asumiendo los riesgos que ello supone", expresan los familiares del camargués, que entienden las "dificultades" que entraña esta tarea y la "limitación" de recursos humanos y técnicos.

Así, aunque indican que el operativo "se disolvió" y quedó a cargo de la búsqueda el personal que habitualmente trabaja en la zona, los familiares aseguran que seguirán buscando y a pesar de que "cada día es más difícil mantener la esperanza" pues "ha pasado mucho tiempo".

En la carta, en la que relatan la "pesadilla" que están viviendo, reiteran sus "sospechas" de que Roberto Lavid -de ojos marrones, pelo castaño y que vestía vaquero y cazadora oscura- pudo "desorientarse", ya que además estaba enfermo y necesitaba medicación.

Se basan para manejar esa hipótesis en el lugar donde apareció el coche y que estuviera con la ventanilla bajada y las luces encendidas. "Se había quedado atrapado por el barro. Suponemos que comenzó a nevar", expresan al respecto.

La familia de Roberto, desaparecido en Valderredible, sigue buscando y pide que se...
Comentarios