La Guardia Civil intensificará la vigilancia y control de problemas de convivencia en Polanco

Comisión Local de Seguridad de Polanco presidida por el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría, y la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández

La Guardia Civil intensificará las laborales de inspección, vigilancia y control en diversas zonas de Polanco para dar respuesta a algunos problemas de convivencia detectados en los últimos meses por la llegada de "personas conflictivas".

Así lo ha anunciado hoy el Ayuntamiento de Polanco en un comunicado, en el que ha explicado que estas labores tienen como objetivo "prevenir situaciones fuera de la norma" y "asegurar la tranquila y pacífica convivencia en estos barrios y urbanizaciones", por lo que se llevarán a cabo de forma constante y se mantendrán "el tiempo que sea necesario".

Esta decisión ha sido adoptada en la última reunión de coordinación celebrada entre la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández, y el sargento primero comandante del puesto de la Guardia Civil de Polanco, Mariano Miguel Moreno Gómez, encuentros que se celebran de manera habitual como complemento a la reciente Comisión Local de Seguridad.

La alcaldesa ha indicado que en estas reuniones se analizado "de manera pormenorizada" la situación del municipio en materia de seguridad, y por ello se ha tratado la preocupación vecinal ante los últimos casos de deterioro de la convivencia en algunos lugares por la llegada de "unas pocas personas conflictivas" al municipio.

Ha recordado que estos problemas han sido motivo de quejas y denuncias ante la propia Guardia Civil y también ante la Alcaldía. De ahí que se haya tomado la decisión de reforzar las tareas de prevención para evitar nuevos casos en el futuro.

No obstante, como se constató en la reciente Comisión Local de Seguridad, Polanco "es un municipio seguro" como consecuencia de "la gran labor" que realiza el puesto de la Guardia Civil, y también a la colaboración que existe con el Ayuntamiento y con los vecinos a la hora de resolver de forma rápida cualquier asunto que se produce.

Como ejemplo, los datos de delincuencia del último año constatan que las infracciones penales (delitos y faltas) descendieron en Polanco casi un 15%, lo que supuso que la tasa de criminalidad del municipio se situara en 19,5 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, casi 11 puntos por debajo de la misma tasa de Cantabria.

Así, Polanco registró en 2019 la menor tasa de infracciones penales de los últimos cuatro años y gracias a la "eficacia policial" se esclarecieron más de la mitad de los delitos conocidos o denunciados, realizándose 46 detenciones, un 21% más que en 2018.

Díaz ha subrayado el deseo del Ayuntamiento de "seguir trabajando en esta línea", colaborando de forma estrecha con el puesto de la Guardia Civil del municipio.

Comentarios