Obras Públicas inicia los trámites para construir el nuevo puente sobre la ría de Carasa que costará 5 millones

Gochicoa presenta el anteproyecto constructivo a los alcaldes de Voto y Bárcena de Cicero

La Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria ha iniciado los trámites para la construcción de un nuevo puente sobre la Ría de Rada, en Carasa, con la presentación del anteproyecto constructivo a los alcaldes de Voto y Bárcena de Cicero, José Luis Trueba y Gumersindo Ranero, respectivamente, y miembros de ambos ayuntamientos, que supondrá una inversión cercana a los 5 milllones de euros.

Según ha dado a conocer el consejero, José Luis Gochicoa, se trata de "la mejor alternativa", después de estudiar diferentes opciones para terminar con uno de los puntos negros en las carreteras autonómicas ya que "teníamos claro la necesidad de un puente y la rehabilitación no era la solución". Y además, "había que intentar solucionar el problema del cruce", dado que se trata de una zona donde hay intersección de carreteras y hay que "generar un espacio mejor".

En este sentido, Gochicoa ha destacado que el estudio de las diferentes alternativas se ha llevado a cabo teniendo en cuenta los condicionantes de las diferentes administraciones implicadas como Costas o Confederación, según informa el Gobierno en un comunicado.

El consejero ha concretado que a partir de ahora se inicia un procedimiento que "lleva sus plazos y tramitación" porque el proyecto básico se envía a información pública con la publicación en el Boletín Oficial de Cantabria en los próximos días. Y es que al tratarse de una infraestructura situada en un espacio natural protegido requiere informes y, entre ellos, la declaración de impacto ambiental favorable.

Ante la tramitación, el consejero se ha mostrado "optimista" porque "se libera espacio y se mejoran los flujos ambientales", con un puente "moderno, que mejora la calzada, el tablero y el arcén, dando respuesta a lo que busca la población de Voto y Bárcena de Cicero" y confía en que sean "solamente meses" para concluir con el proyecto constructivo y poder licitar las obras antes de que finalice la legislatura.

"Esto sería un éxito, vamos intentarlo porque es nuestro objetivo y esperamos que vaya todo bien", ha concluido.

Durante la reunión, ambos alcaldes han mostrado su satisfacción por iniciar una obra "muy necesaria" porque es la puerta de entrada para Voto y mejorará la seguridad vial de manera "muy importante" en los municipios colindantes.

La CA-268, Adal Treto-Bádames, pertenece a la Red de Carreteras Autonómicas Secundarias de titularidad del Gobierno de Cantabria, lo mismo que la CA-258, Ampuero-Carasa.

Ambas infraestructuras suponen una importante vía de comunicación a su respectiva localidad final, pues las otras alternativas de acceso obligan a circular por zonas de montaña además de llevar a cabo un mayor recorrido.

La CA-268 a su paso sobre la Ría de Rada discurre sobre el Puente del Cristo y su dique de acceso. Su anchura en este tramo se sitúa en el entorno de los 5 metros, lo cual dificulta el cruce de dos vehículos ligeros, más aún el de dos pesados.

Además, el dique de acceso, en la calzada, se aprecian diferentes hundimientos, mientras que en el talud se observan, a pesar del revestimiento de piedra, algunos abombamientos, como desplazamientos del material que lo conforman o del terreno sobre el que se asienta esta infraestructura, es por ello que el consejero ha insistido en la necesidad de llevar a cabo una nueva actuación.

Comentarios