martes. 05.07.2022

Expulsan 5 días de un colegio de Ampuero a un alumno que puso la zancadilla a su maestra y se rompió el coxis

La profesora, que trataba de que dejara de jugar al balón en clase, ya ha recibido el alta hospitalaria

El colegio público Manuel Primo de Rivera de Ampuero, en Cantabria, ha acordado expulsar durante cinco días del centro a un alumno del mismo que puso la zancadilla a su profesora -cuando intentaba que dejara de jugar al balón dentro de clase- y se cayó al suelo y se rompió el coxis.

La docente sufrió un golpe seco, perdió el conocimiento y tuvo que ser trasladada al hospital, donde ya ha recibido el alta y se encuentra en su casa.

Los hechos se produjeron el miércoles en el aula cuando el menor -de doce años, y considerado problemático e incluso agresivo- jugaba a la pelota con otro compañero.

Su maestra trató de que dejara el balón y, en ese momento, el chico le puso la zancadilla y ella se cayó de espaldas, produciéndose el golpe y la fractura del coxis.

Ante esta agresión, y como medida preventiva, la dirección ha decidido la expulsión por cinco jornadas del implicado del centro, y en los próximos días abrirá el oportuno expediente.

También ha acordado dar trasladado de lo sucedido a la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, según han confirmado fuentes de la administración a esta agencia, que han recordado la posibilidad de acudir a los tribunales, por la vía penal o civil, si la víctima decide denunciar los hechos.

La directora del colegio, María del Mar Iglesias, ha admitido en declaraciones a distintas emisoras de radio de la región que se trata de un estudiante "bastante problemático" y hasta "agresivo". De hecho, ha indicado que se está aplicando ya un protocolo e interviniendo en el aula para mejorar la convivencia.

De todos modos, la máxima responsable del colegio se imagina que el alumno "no pensó bien las consecuencias importantes" que podría tener su actuación, en tanto que la directora general de Inspección Educativa del Gobierno, Mercedes García, ha apuntado que "se asustó y está arrepentido".

A propósito de este hecho, "aislado", ha remarcado que el objetivo es que haya "cero agresiones" en los centros educativos. El año pasado dos profesores de Cantabria fueron agredidos por sus alumnos, según datos manejados por sindicatos educativos.

Este tipo de incidentes pueden conllevar diferentes medidas disciplinarias, como realización de trabajos específicos fuera del horario lectivo, suspensión del derecho a participar en actividades extraescolares o a la asistencia a determinadas clases y al propio centro, así como el cambio del mismo.

Expulsan 5 días de un colegio de Ampuero a un alumno que puso la zancadilla a su...
Comentarios