Blanco destaca el papel del Centro Ictiológico de Arrendondo, que produce 500.000 alevines al año para repoblar los ríos

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha puesto valor el papel del Centro Ictiológico de Arrendondo, donde se producen anualmente en torno a medio millón de alevines de salmón para repoblar los ríos cántabros. De ellos, 150.000 son marcados de manera individual por parte de los empleados del centro.

Blanco ha subrayado la importancia de este centro, dedicado a la recuperación del salmón atlántico desde hace más de 20 años, para la conservación de los ecosistemas fluviales de Cantabria.

Así lo ha reivindicado durante una visita que ha realizado al Centro Ictiológico adscrito a la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático.

El consejero ha defendido la cría y repoblación de esta especie por ser, en su opinión, "el mejor método" para medir la calidad ambiental de los ríos de la región, por lo que se ha mostrado partidario de seguir impulsando la actividad que desarrolla el Centro Ictiológico de Arredondo a la hora de cultivar juveniles autóctonos de salmón atlántico, investigar sobre el estado actual de la especie y estudiar y conservar los ecosistemas fluviales, así como fomentar su divulgación.

"Nuestro programa de recuperación del salmón no se reduce a la cría y a las repoblaciones, sino también a la puesta en marcha de medidas de mejora de la accesibilidad en los ríos para facilitar en la medida de lo posible el regreso a las cabeceras de los ríos porque es en ellasdonde se encuentran las mejores condiciones para el desove", ha explicado Blanco, según ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

Tras visitar las instalaciones y conocer las diferentes actuaciones que desarrollan los empleados del centro, Blanco se ha mostrado partidario de fomentar la conservación del salmón por ser, a su juicio, un "excelente" indicador de la calidad fluvial, al tiempo que extender su presencia por la región para que todos los ríos de la vertiente cantábrica recuperen su condición de salmoneros.

Para ello, ha abogado por el fortalecimiento de programas de repoblación de esta especie como medida de refuerzo del desove natural, de por si existente en los ríos cántabros, pero que resulta insuficiente para el mantenimiento a niveles adecuados de las poblaciones de laespecie.

Además de las repoblaciones de salmón, que es el principal objetivo del centro, en Arredondo también se trabaja para repoblar los ríos de Cantabria con trucha común.

Blanco ha elogiado el trabajo que desarrolla del personal de este Centro, "fundamental" para la subsistencia del salmón en Cantabria, y les ha animado a que sigan trabajando "con el mismo rigor y profesionalidad" porque, según ha dicho, "el resultado de su esfuerzo repercute de manera positiva en el desarrollo sostenible del medio ambiente y la biodiversidad de la región".

En la visita también ha estado presente el alcalde de Arredondo, Leoncio Carrascal, así como el responsable y varios trabajadores del Centro.

PLAN DE MEJORA

Cantabria cuenta desde 1996 con el Plan de Estudio y Mejora del Salmón Atlántico en Cantabria con el que se realizan un programa de repoblaciones en las cuencas salmoneras de la región como medida de refuerzo del desove natural.

Aunque el programa tiene su base operativa en el Centro Ictiológico de Arredondo, las labores de repoblación y captura se desarrollan por toda Cantabria.

El programa se basa en la producción de juveniles autóctonos de salmón atlántico, ya sean reproductores salvajes, ejemplares recuperados después de su desove o juveniles salvajes cultivados hasta sumaduración sexual. Posteriormente son repoblados en las cuencas salmoneras de la región.

La cría en cautividad que se desarrolla en Cantabria va a acompañada de otras actuaciones encaminadas a garantizar la conservación de la especie en los ríos de Cantabria y permitir su coexistencia con la pesca deportiva del salmón, de gran arraigo y tradición en la comunidad.

Otro de los recursos naturales que ofrece el Centro Ictiológico son las visitas guiadas que organiza la Red Cántabra de Desarrollo Rural, a través del programa Naturea, que subvenciona la Consejería de Medio Ambiente, para acercar a todo el mundo las necesidades de conservación del salmón y de los ríos salmoneros de Cantabria.

Para ello, sus instalaciones se complementan con el contenido interpretativo, diseñado para trabajar en la divulgación y sensibilización sobre la conservación del salmón atlántico y, porextensión, de los ecosistemas fluviales de Cantabria. Para ello, cuenta con una exposición que aborda aspectos como el ciclo de vida del salmón la historia de la pesca; un audiovisual, sobre la labor de recuperación y conservación del salmón en los ríos cántabros, y un fluviarium, querecrea el ecosistema fluvial.

Comentarios