viernes 27/5/22

El servicio de teleasistencia a domicilio que presta el Ayuntamiento de Camargo de manera gratuita atendió en 2021 a un total de 465 personas, de las que el 82 por ciento fueron mujeres y el 75 por ciento personas mayores de ochenta años.

Se trata de una cifra similar a las de los últimos años, ya que en 2020 el servicio atendió a 470 usuarios, en 2019 a 489 y en 2018 a 490, mientras que en 2017 se registró 454 personas atendidas y en 2016 otras 431.

Así lo recoge la memoria del servicio, que está coordinado desde el área municipal de Servicios Sociales cuya titular, Teresa Pilar Fernández, ha destacado en nota de prensa la "buena valoración" que tiene por parte de los vecinos y su importancia a la hora de favorecer la autonomía personal de los usuarios.

Así ha hecho hincapié en la importancia de este servicio a la hora de facilitar que las personas que hacen uso de él puedan disfrutar de la vida cotidiana en su hogar sin la necesidad de tener que someterse a internamientos en centros residenciales. De hecho, del total de personas atendidas el pasado año, 372 vivían solas.

En cuanto al número de llamadas realizadas, el año pasado se recibieron en el servicio un total de 4.282 llamadas por parte de los usuarios, de las que el 12 por ciento fueron provocadas por situaciones de emergencia.

Además, desde la centralita telefónica del servicio se puede avisar a los usuarios sobre cuestiones como la hora en la que tienen que tomar una determinada medicación para evitar olvidos, o recordarles la realización de una actividad concreta previamente notificada, como una gestión o una visita médica.

En concreto, desde el servicio se efectuaron 7.527 llamadas, donde se incluyen acciones como el seguimiento periódico de usuarios, recordatorio de medicación u otras agendas, o seguimiento después de una emergencia.

Para ofrecer este servicio se cuenta con localizadores por GPS que portan los usuarios desde los que se pueden emitir alarmas y enviar el posicionamiento al centro de atención.

También se dispone de dispositivos periféricos cuya utilización se ajusta a perfiles específicos de usuario, que buscan incrementar la seguridad y detectar aquellas situaciones anómalas que se pudieran producir en el hogar, alertando automáticamente de la incidencia al Centro de Atención.

Entre estos aparatos se encuentran los detectores de gases como butano, propano o metano, y los detectores de CO que se activan ante la acumulación de esta sustancia, así como los detectores de fuego y humo capaces de alertar del peligro de incendio.

También se cuenta con equipos con sensores volumétricos que mediante rayos infrarrojos detectan cualquier tipo de movimiento que se produzca en su radio de cobertura, y que además alertan en el caso de que no se detecte ningún movimiento durante el tiempo previamente programado.

Asimismo, los usuarios pueden disponer de dispositivos portables en la muñeca o colocados en la cintura que son capaces de detectar caídas o cambios bruscos de verticalidad, generando automáticamente alarmas que alertan al centro de atención.

REQUISITOS

Fernández ha recordado que las personas que deseen contar con este servicio deben ponerse en contacto con la Casa Altamira, sede del departamento municipal de Servicios Sociales (Avenida Menéndez Pelayo, 28), de lunes a viernes en horario de 9.00 a 14.00 horas.

Para ser usuarios de la teleasistencia domiciliaria gratuita se tienen en cuenta una serie de criterios como el estado funcional de la persona, si comparte vivienda con otra persona dependiente o si reside sola, así como las medidas de accesibilidad con las que puede contar la vivienda, entre otros.

El servicio de teleasistencia gratuita de Camargo atendió en 2021 a 465 personas
Comentarios