El programa EcoAstillero XXI ha dado empleo a más de 600 personas y plantado 80.000 árboles

Trabajos en las marismas de Astillero

El programa EcoAstillero XXI, que funciona desde hace 20 años en el municipio, ha dado empleo a más de 600 personas, se han plantado cerca de 80.000 árboles y recuperado decenas de hectáreas naturales, acondicionado más de 20 kilómetros de senderos y carriles bici.

Además, se han creado cuatro observatorios ornitológicos y diversas infraestructuras para facilitar la conectividad peatonal, y elaborado numerosos paneles interpretativos. Asimismo, se ha desarrollado un programa de actividades coordinadas con los centros escolares del municipio por el que pasan 800 alumnos al año.

Estos son algunos de los datos ofrecidos este viernes por representantes de la organización SEO/Birdlife con motivo de la celebración del Día de los Humedales, con motivo de la visita de medios de comunicación nacionales para conocer los espacios naturales recuperados del municipio.

En una rueda de prensa en la que han participado los responsables de de SEO/BirdLife del programa de aguas, Roberto González; de Desarrollo Institucional, Ramón Martí; y el delegado de la organización en Cantabria, Felipe González; junto con el alcalde de Astillero, Javier Fernández Soberón.

Todos ellos han destacado a EcoAstillero XXI como un modelo de conservación y restauración de la naturaleza al servicio del bienestar y el uso y disfrute de los ciudadanos.

Soberón también ha agradecido el trabajo de todas las corporaciones anteriores por su apuesta por el medio ambiente y de los vecinos "que pelearon porque las Marismas Negras no se convirtieran en bloques de pisos", así como el de la asociación conservacionista por su trabajo diario en el municipio.

"Pese al gran trabajo llevado a cabo en estas dos décadas queda margen de mejora", ha reconocido el alcalde, quien ha adelantado que se está trabajando en la recuperación de las marismas de Boo, cuya concesión está a punto de finalizar y que supondría "cerrar el anillo de humedales pendientes de restaurar, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y manteniendo la sensibilidad en materia medioambiental".

En la actualidad las marismas se encuentran en plena tramitación como área natural de especial interés (ANEI) cuyo reconocimiento supondría un atractivo más y una oportunidad de explotación turística.

Por su parte, los representantes de la organización, que actualmente trabajan también con Astander para recuperar varias parcelas anexas a los talleres, han destacado que Astillero "ha dado lecciones que se exportan a técnicos de otras administraciones".

"Astillero cuenta con uno de los humedales más emblemáticos de la cornisa cantábrica y han sido el ejemplo de que la recuperación ambiental no está reñida con el desarrollo estratégico e industrial de cualquier municipio", han recalcado.

Durante su estancia en Astillero los participantes en el acto han visitado las Marismas Blancas y Negras para conocer 'in situ' el papel clave que desempeñan estas reservas de SEO/BirdLife para la investigación, la restauración de ecosistemas, la ciencia ciudadana, la divulgación, la conservación, la educación ambiental, el turismo ornitológico, el empleo verde, la cooperación con la Administración y el voluntariado.

Comentarios