lunes. 28.11.2022

El Partido Popular de Piélagos ha vuelto a denunciar el "abandono total" al que a su juicio se ve sometido el pueblo de Parbayón desde hace meses y ha instado al Ayuntamiento a reparar las carreteras y el mobiliario urbano.

En nota de prensa, el portavoz del PP, Carlos Caramés, ha incidido en el estado de la carretera que une el barrio de Jurrió y El Tojo, así como en la "falta de mantenimiento" del mobiliario urbano, como fuentes, máquinas de ejercicios, bancos o el propio consultorio médico.

Ha recordado que a principio de verano la alcaldesa, Verónica Samperio, reconoció en pleno que el "deterioro" de la carretera de Jurrió "era más grande de lo pensado, de manera que el Ayuntamiento necesitaba disponer de un proyecto nuevo para abordar una obra más cara de reparación".

Pero, "el peligro sigue ahí, sin tan siquiera una señalización ni una seguridad adecuada; el tiempo pasa y el problema sigue sin resolverse", ha dicho Camarés, y "tampoco se ha anunciado ningún estudio ni presupuesto para mejorar el estado del vial, el cual incluso está semicortado en uno de sus tramos".

Según el portavoz, la alcaldesa "se hace la foto" en la inauguración de la carretera regional entre Parbayón y Riosapero, mientras las vías municipales "siguen en un lamentable estado". Otro ejemplo en la misma localidad es el tramo que une Riomijares con La Pasiega, donde "las únicas mejoras en los baches que dificultan el tránsito han sido las realizados por los propios vecinos con sus medios a disposición".

Para Caramés, "jamás el pueblo de Parbayón estuvo tan desatendido", lo que considera "una irresponsabilidad doble" que atañe tanto al presidente de la junta vecinal, José Ángel Diego, como a sus compañeros del tripartito (PSOE-PRC-AVIP) en el "desgobierno municipal".

"La situación no pasa desapercibida para la gente y ya es un auténtico clamor sin solución", ha señalado, al tiempo que recuerda que es responsabilidad del Ayuntamiento "atender y mantener los pueblos".

Mientras tanto, según Caramés, el Ayuntamiento ha decidido "limitar" el aparcamiento en Parbayón "sin ofrecer alternativas cómodas para los vecinos".

"Las líneas amarillas proliferan de tal modo que bloquean tanto la farmacia donde es necesario acudir a veces por urgencias, como el apeadero de Renfe, que tanto servicio proporciona a los habitantes de la pedanía. No hay solución alternativa y los vecinos lo único que perciben es un aumento de las multas todas las semanas", ha criticado.

A su juicio, la "falta de atención" se observa también en el mantenimiento "inexistente" del mobiliario urbano; no solo papeleras o bancos, sino también espacios "más sensibles", como el consultorio médico o las fuentes del pueblo, que "a falta de cuidado o reparación han sido drásticamente cerradas".

El PP de Piélagos denuncia el "abandono total" que sufre Parbayón
Comentarios