viernes 27/5/22

La empresa Newtesol, con sede en Gajano (Marina de Cudeyo), tiene previsto invertir cerca de 900.000 euros en un proyecto de I+D+i, para el que contará con una ayuda de más de 322.000 euros de la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria.

Se trata de una investigación industrial enfocada al diseño de un nuevo proceso y técnica innovadora que posibilite la mejora de la calidad interior de tubos tras ser protegidos, en toda su longitud, mediante un proceso de recargue con superaleaciones, según ha explicado en un comunicado el Gobierno regional.

Para desarrollar este proyecto, la firma se ha presentado a la línea de ayudas de concurrencia competitiva 'Innova 2021' de la Dirección General de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendimiento Industrial, obteniendo esos 322.000 eruos.

En el marco de esta convocatoria, la Consejería que dirige Javier López Marcano ha concedido ayudas por un total de cuatro millones de euros a 70 proyectos de I+D+i de empresas de la comunidad autónoma, que movilizarán una inversión total inducida de 18 millones de euros.

Este programa de ayudas, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Cantabria, está dirigido a incentivar la innovación en el entorno empresarial, apoyando proyectos de investigación industrial, de desarrollo experimental y estudios de viabilidad.

La convocatoria persigue el triple objetivo de consolidar proyectos de innovación regional, apoyar a la industria y a las empresas cántabras en el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios innovadores que ofrezcan salidas innovadoras de la crisis, y evaluar nuevas actividades y acciones en torno a las nuevos escenarios productivos y tecnológicos del nuevo orden socioeconómico post COVID19.

El proyecto de Newtesol consiste en una investigación industrial que tiene como fin estudiar la defectología básica en productos tubulares mecanizados y recargados interiormente por soldadura con determinadas superaleaciones destinadas a evitar la corrosión en la zona húmeda para su uso en la industria del petróleo y gas (particularmente en la extracción offshore, y más en concreto en el tramo subsea), como primer paso para desarrollar diferentes sistemáticas de perfeccionamiento y procedimientos de elaboración que permitan el aseguramiento del cumplimiento de las especificaciones y estándares de calidad más estrictos en base a la caracterización de eventuales defectos realizada.

La consecución de este proyecto permitirá abordar con esta tecnología nuevos mercados allí donde las características de los hidrocarburos requieran características muy especiales de las tuberías subsea, y en concreto en mercados como Brasil, Mar del Norte, Golfo de Guinea,Golfo Pérsico y Sudeste asiático.

Estos tubos son, según ha explicado el Ejecutivo, el "cordón umbilical" que une las bocas de los pozos del lecho marino con las plataformas o los FPSOs en superficie.

Newtesol construye la parte más crítica de esas líneas, en las que la protección contra la corrosión es vital para evitar con total garantía problemas medioambientales.

Newtesol es la única empresa española que cuenta con el monograma API-5LD que certifica el recargue de tubos para ese sector concreto de la industria y ha desarrollado su propio sistema automatizado para recubrimiento de superficies internas de tubos en pequeños diámetros(nadie más en el mundo es capaz de hacerlo en tubos de una pulgada), longitudes de hasta doce metros y configuraciones difíciles de realizar como válvulas, bloques, codos, tes o reducciones.

RETOS TECNOLÓGICOS

López Marcano ha destacado el "carácter altamente innovador" del proyecto de Newtesol y los "importantes retos tecnológicos" que plantea, y ha confiado en que reportará a la empresa "un alto nivel de especialización que contribuirá a consolidar su posición de liderazgo, con el consiguiente impacto en la competitividad de la planta cántabra y por extensión en la economía regional".

De hecho, ha señalado que es uno de los proyectos que mayor puntuación técnica ha conseguido en la resolución de la convocatoria, por su grado de innovación, la generación de actividad económica, el grado de repercusión directa en el tejido industrial de Cantabria y el impacto en la competitividad de la empresa.

La empresa forma parte del Clúster de la Industria de Defensa (CID) de Cantabria, impulsado por la Sociedad para el Desarrollo de Cantabria (Sodercan), y participa en el proyecto de los submarinos clase S-80 Isaac Peral, el primero de los cuales ha sido recientemente puesto a flote.

Cuenta además con un plan de internacionalización que cuenta con el apoyo de Sodercan. En el marco de ese proceso de prospección de nuevos mercados, Newtesol ha participado a lo largo de 2021 en las misiones comerciales de carácter virtual a Rusia, Estados Unidos, Australia y Arabia y Catar promovidas por la sociedad pública de desarrollo regional.

Recientemente ha constituido una filial en Arabia Saudí con la intención de poner en marcha una planta de recargue local a medio plazo.

En 2020 la empresa fue galardonada con el accésit de Responsabilidad Social Corporativa y en 2021 con el accésit a la Internacionalización del Premio PYME Cantabria organizado por la Cámara de Comercio y Banco Santander.

Newtesol también forma parte del Clúster de la Industria Nuclear de Cantabria (CINC), igualmente impulsado por Sodercan, y ha participado recientemente en la World Nuclear Exhibition de París, donde ya había sido galardonada en la edición anterior con el prestigioso premio a la excelencia operativa).

En 2021 finalizó la construcción de las dos cuatripletas de internas de los generadores de vapor de las dos nuevas centrales nucleares de HPC en Reino Unido bajo código RCCM. Newtesol es una de las tres empresas españolas que dispone de sello ASME NPT para la fabricación de equipos nucleares (única empresa privada de capital nacional).

Industria apoya un proyecto de I+D+i de Newtesol con una ayuda de 322.000 euros
Comentarios