viernes 27/5/22
Villaescusa

El Gobierno y la empresa Bondalti adquieren nuevo equipamiento para la conservación del oso pardo

Se trata de un nuevo equipo portátil de rayos X para la intervención a animales silvestres heridos y 75 nuevas cámaras para seguimiento del oso pardo

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y la empresa Bondalti han llegado a un acuerdo para colaborar en el reforzamiento de los programas de conservación de la biodiversidad en la región, especialmente del oso pardo, mediante la adquisición de un nuevo equipo portátil de rayos X para la intervención en campo sobre animales heridos y 75 nuevas cámaras de fototrampeo para mejorar la cobertura de la Red de Seguimiento de la fauna silvestre puesta en marcha por la Consejería.

El acuerdo, que se suscribirá próximamente mediante un convenio de colaboración entre ambas entidades con vigencia para los próximos dos años, supone la aportación por parte de Bondalti de más de 41.000 euros para la adquisición de estos nuevos materiales.

Así lo han anunciado este miércoles el consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y el administrador ejecutivo de Bondalti Cantabria, Luis Delgado, durante la visita que han realizado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria, ubicado en Villaescusa.

También han asistido el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández; el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio; el subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio; y la responsable del Centro, Manena Fayos.

Asimismo, por parte de la empresa Bondalti han estado presentes el director de la fábrica en Cantabria, Antonio Díaz; la coordinadora de Planeamiento Estratégico, Innovación y Sostenibilidad, Margarida Queiroz; el director de Comunicación, Paulo Caetano; y la técnico superior de Innovación y Sostenibilidad, Inés Pereira.

Tras recorrer las instalaciones del centro junto al resto de autoridades, el consejero ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado con Bondalti para dar continuidad al "magnífico" trabajo que el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria, dependiente de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, viene realizando para rehabilitar a ejemplares heridos o enfermos de especies protegidas y amenazadas para lograr su reincorporación al medio natural.

En el caso del oso pardo, ha asegurado, que estos nuevos materiales y equipamientos, además de mejorar los servicios técnicos del centro, contribuirán a la gestión de la especie para un seguimiento exhaustivo que permita intervenir en situaciones de riesgo, la aparición de animales heridos o detección de ejemplares que frecuenten zonas habitadas, entre otras situaciones.

"Nuestra dedicación y vocación es la de reforzar las medidas de conservación del hábitat y del seguimiento de una especie, la del oso pardo, que, aunque ha mejorado de manera clara en los últimos años en Cantabria, sigue siendo una especie catalogada en peligro de extinción", ha subrayado Blanco.

También ha elogiado el papel "clave" que desarrolla el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria como "el referente" para las comunidades autónomas colindantes con Cantabria a la hora de ofrecer un servicio de recuperación de animales de "máxima calidad".

Así, ha destacado que en la actualidad es un centro "de referencia" para el tratamiento y rehabilitación de osos heridos, "como lo demuestra que la mayoría de los osos tratados con éxito en el centro procedían de las otras comunidades oseras".

Finalmente, ha agradecido a Bondalti por seguir consolidando su implantación en Cantabria con proyectos que, en este caso, redundan de manera "muy positiva" en la conservación y protección de la biodiversidad y el medio ambiente de la región.

Por su parte, el administrador ejecutivo de Bondalti Cantabria ha destacado la apuesta de esta compañía de origen portugués, con presencia en Cantabria, por la protección de la fauna silvestre y el desarrollo sostenible, y ha expresado su predisposición para seguir incrementando su colaboración con proyectos en Cantabria.

MÁS DE 5.000 ANIMALES ATENDIDOS

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre ubicado en Villaescusa ha atendido a más de 5.000 animales de más 80 especies diferentes desde que entrara en funcionamiento en 2010. De todos los animales ingresados desde entonces, el 80% son aves, aunque también han atendido mamíferos, reptiles y anfibios.

Además de ejercer como hospital de fauna silvestre, este centro realiza labores para la conservación, tales como su participación en la investigación de delitos contra la fauna silvestre, la toma de muestras para la vigilancia epidemiológica de enfermedades circulantes en el medio rural y el desarrollo y participación en diversos proyectos de investigación.

Dotado con instalaciones y medios para la hospitalización y recuperación de especies de gran relevancia como el oso pardo, el centro se ha convertido en los últimos años en el hospital de referencia para la atención veterinaria y la recuperación de esta especie en la Cordillera Cantábrica.

En él se llevan a cabo distintas fases de valoración y tratamiento, desde los primeros cuidados, cirugía, pruebas diagnósticas y de laboratorio, hasta la hospitalización, rehabilitación y puesta en libertad, pasando por cuidados especiales, postoperatorios o cuarentenas, en caso de ser necesario.

El Gobierno y la empresa Bondalti adquieren nuevo equipamiento para la conservación del...
Comentarios