lunes 29/11/21

La Federación Cántabra de Fútbol ha asegurado que no pagó a la Clínica Mompía toda la cuantía de la factura correspondiente a la liquidación de la temporada 2018-2019 por ser "desorbitada" y ha indicado que el propio centro "reconoce expresamente el exceso del importe" porque hoy mismo ha anulado 250.000 euros de aquella facturación que ascendía a casi 700.000 euros.

La FCF así lo ha señalado en un comunicado despúes de que este jueves la Clínica Mompía, hospital propiedad de Igualatorio Cantabria, haya informado en una nota de prensa que reclama una deuda de cerca de 300.000 euros a la federación y que se plantea romper el convenio de colaboración con la Mutualidad Cántabra de Futbolistas.

Según la FCF, en la liquidación de la temporada pasada, la Clínica Mompía le remitió una factura por 693.993 euros, que supuestamente se correspondían con 241 intervenciones y cerca de 3.000 urgencias, y ante la "extrañeza de los datos y la desorbitada cantidad facturada, siendo exagerado el número de operaciones", desde el organismo se procedió a hacer un análisis comparativo.

Un análisis tras el cual, según ha indicado la Federación Cántabra de Fútbol, detectó "numerosas irregularidades en cuanto a duplicidades de intervenciones, honorarios de facultativos por un lado y cobro de la operación por otro...".

Ante ello, la entidad solicitó a la Clínica Mompía "las oportunas aclaraciones" y se mantuvieron varias reuniones entre ambas partes, reconociendo la entidad médica, en un cotejo inicial, "que efectivamente pudieran existir errores en la facturación, confirmando la propia clínica que las urgencias fueron 1.422 y no las cerca de 3.000 que informó inicialmente".

Tras detectarse ese error, y según relata la FCF, continuaron las reuniones y los intercambios de información pero, en medio de ello, la entidad federativa recibió una comunicación del director general de la Clínica "exigiendo el pago de la cantidad decidida unilateralmente y amenazando con la resolución del contrato".

La federación contestó a través de un burfax el pasado 22 de agosto en el que, según ha detallado, "se pone de manifiesto la constatación de irregularidades en la facturación, la mala fé --de los responsables de la entidad clínica--, que incluso podría ir mas allá de un incumplimiento civil o mercantil y la disposición absoluta de la Federación para determinar la cantidad real de la temporada y revisar las anteriores porque pudiera existir igualmente sobrefacturación".

Días después, la federación ha recibido un informe de Mompía en el que se "reconoce expresamente el exceso en la facturación" pero se insta a llegar a un acuerdo sobre la cantidad.

"Tal es la buena fe de esta Federación, que se ha procedido al abono de la parte fija del acuerdo y se ha consignado en una cuenta bancaria el importe suficiente para liquidar lo que proceda, una vez que se determine el importe correcto, no consintiendo que se pretenda manchar el buen hacer y el nombre de esta Federación", ha añadido.

Por último, en el día de ayer, la FCF ha indicado que la propia Clínica Mompía le ha remitido "la anulación de la facturación de 250.000 euros, por lo que reconoce expresamente el exceso del importe y que pretendía cobrar indebidamente una cantidad".

Ante la situación generada, La Federación Cántabra de Fútbol ha señalado que se reserva el ejercicio de cuantas acciones civiles y penales pudieran corresponder.

La FCF denuncia que Mompía le carga cobros irregulares y duplicados
Comentarios