miércoles 03.06.2020

ULP y PRC firman un acuerdo de gobierno para la legislatura

santiago rego
santiago rego

La Unión por Liérganes y Pámanes (ULP) y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) han firmado un acuerdo de gobierno hasta las elecciones de 2023 con el objetivo de dar al municipio una estabilidad que ambas formaciones han considerado "absolutamente necesaria", y que sitúa al frente de la Alcaldía a Santiago Rego (ULP).

En uno de los puntos del documento se recoge que el consenso logrado se ha suscrito "desde la lealtad de ambas formaciones para dar estabilidad, cohesión y buen gobierno al Ayuntamiento de Liérganes".

El pacto comenzó a gestarse a finales de agosto, a raíz de la cuestión de confianza vinculada a la aprobación del presupuesto que Rego presentó para acabar con la prórroga del presupuesto de 2017. Las negociaciones no dieron resultado --el Pleno retiró la confianza al alcalde--, pero sirvieron, al no llegar el PRC y el PP a un acuerdo para relevar al regidor con una moción de censura, para que ambos grupos comenzaran a tantear la opción de un pacto de legislatura.

Aunque ha sido un acuerdo --firmado por los cinco miembros de la ULP en la Corporación y los dos del PRC-- que ha tardado en resolverse casi tres meses y medio, tanto los independientes como los regionalistas han dado por bueno el tiempo empleado. La parte programática consensuada, 28 puntos, son "todo un reto de legislatura para mejorar los servicios que se prestan a los vecinos e incluso crear algunos nuevos", han señalado los dos grupos municipales.

El pacto recoge el nombramiento de José Ortiz Gómez, del PRC, como miembro de la Junta de Gobierno Local, ostentando la primera tenencia de Alcaldía y la Concejalía de Desarrollo Rural y Movilidad. Y la también concejala regionalista, Elena Moreno Mazo, se hace cargos de Servicios Sociales, Juventud y Tercera Edad.

El resto de las competencias y cargos han quedado en manos del grupo de concejales de la ULP. Al frente de la cartera de Obras, Servicios, Personal y Empleo estará Ramsés Arco Quintanilla (ULP) como segundo teniente de alcalde.

El regidor ha aprovechado este momento de la legislatura para realizar una reordenación de las competencias asignadas a su equipo en el Pleno extraordinario del 1 de julio. El acuerdo estipula por escrito que todos los concejales y el alcalde "se intercambiarán información de sus respectivas áreas y competencias. No se admitirán áreas de sombra entre las concejalías". Y las sustituciones del regidor recaerán en el primer teniente alcalde, como marca la ley.

Igualmente, los asuntos que vayan a Pleno, tanto ordinario como extraordinario, deberán ser consensuados entre ambas formaciones, que votarán al unísono en las sesiones municipales. En caso de no existir acuerdo entre dichos partidos sobre algún tema en concreto, éste se pospondrá hasta alcanzar un consenso. Además, ninguno de los grupos municipales pierde su autonomía, y cada portavoz expresará su opinión en el Pleno.

Y trimestralmente ambos partidos se reunirán para analizar la marcha de este acuerdo de gobernabilidad en una comisión de seguimiento o cuando así lo demande una de las partes.

Para Rego y Ortiz, el acuerdo suscrito es "un paso que se ha dado desde el diálogo para que este municipio avance y para que desde el Ayuntamiento demos respuesta a las demandas de los vecinos y vecinas". A juicio de ambos, el municipio se sitúa en la línea de salida para trabajar conjuntamente con el Gobierno regional.

ULP y PRC firman un acuerdo de gobierno para la legislatura
Comentarios