Los usuarios de 'Guppy' en Torrelavega recorrieron en un año 60.000 kilómetros y ahorraron 21,5 toneladas de CO2

El Ayuntamiento trabaja en implantar también el servicio de alquiler de bicicletas y patinetes eléctricos

Los usuarios de los coches compartidos que presta en Torrelavega la empresa Guppy han recorrido durante el primer año desde que se puso en marcha este servicio unos 60.000 kilómetros y han reducido las emisiones de dióxido de carbono en 21,5 toneladas gracias a este sistema de movilidad.

Con alrededor de 50.000 habitantes, Torrelavega es la ciudad más pequeña de España en contar con este sistema de 'carsharing', que ofrece vehículos de alquiler 100% eléctricos para mejorar el tráfico en la ciudad y reducir emisiones.

Así lo han dicho este martes el alcalde, Javier López Estrada, y el responsable de Guppy en Cantabria, Juan García, que, junto al concejal de Movilidad, Jesús Sánchez, han ofrecido una rueda de prensa para hacer balance de este primer año de servicio de coches compartidos que ha tenido una "gran acogida" en Torrelavega.

Y es que, además del uso que le dan los ciudadanos, el Ayuntamiento se ha convertido en el primero de España en usar la movilidad compartida como flota municipal, sirviendo de "ejemplo" a otros municipios que "están empezando a copiar este modelo", y además "confiando en los servicios de una empresa cántabra".

"Queda demostrado que el Ayuntamiento de Torrelavega se preocupa por el bienestar de los ciudadanos, reduciendo emisiones, reduciendo costes y apostando por empresas de la tierra", ha destacado el representante de Guppy.

Según ha detallado, el perfil más habitual de usuarios de estos coches compartidos es el de jóvenes de entre 18 y 35 años, aunque hay personas de todas las edades; y también se realizan con ellos desplazamientos "de todo tipo", desde trayectos por la ciudad hasta para recorrer la comunidad o incluso viajar a otros puntos de España.

García ha indicado que la empresa nació en época Covid y, como para cualquier negocio que arranca, "ha sido difícil", ya que además ha tenido que extremar la desinfección y limpieza de los vehículos con un equipo que "trabaja 24 horas para que estén en las mejores condiciones". Gracias a ello, el 'feedback' que recibe de los usuarios es que "siempre que cogen un vehículo, tienen la sensación de estrenarlo".

Guppy tiene en Cantabria más de 3.000 usuarios que utilizan este sistema para reducir sus costes de movilidad y contribuir al medio ambiente, para los que la empresa dispone de una flota de 50 coches en la comunidad, de los que entre 10 y 15 se prestan en Torrelavega, donde se van introduciendo más en base a la demanda y se trabaja en incorporar nuevos tipos de coche y alguna furgoneta eléctrica.

El alcalde ha ensalzado que la llegada de este servicio ha hecho que Torrelavega "se posicione en el mundo de la movilidad con identidad propia", un camino que continuará con otras "muchas tareas" que el Ayuntamiento tiene en marcha, como la implantación del servicio de alquiler de bicicletas y patinetes eléctricos, que se sumarán a los coches dentro de la estrategia de mejora de movilidad en la ciudad y reducción de las emisiones de CO2.

"Estamos en la seda correcta", ha asegurado López Estrada, que ha animado a los vecinos de la comarca que no lo hayan hecho a que se inicien en el uso de los 'guppy', una herramienta que "facilita un vehículo en determinadas ocasiones" y no tiene que implicar la retirada del coche propio, ha explicado.