domingo 15.12.2019

La madre de la joven fallecida en la orquesta denuncia: "el cura nos profirió una serie de amenazas al más puro estilo de la mafia" por la colecta

La madre de la joven fallecida en la orquesta denuncia: "el cura nos profirió una serie de amenazas al más puro estilo de la mafia" por la colecta

En el escrito, publicado por Loli Sáinz, madre de la joven fallecida en Ávila mientras actuaba con la Orquesta SuperHollywood causa un gran enfado en las redes a costa de la "colecta" de la parroquia.

Esta carta tiene el objeto de informar y señalar diversos hechos acaecidos en los últimos tiempos con el objetivo de denunciar lo que consideramos un atentado al ejercicio de la fe, la empatía humana y al sentimiento de cariño hacia el prójimo.

Desgraciadamente, mi familia se ha visto golpeada por dos hechos muy tristes y desafortunados como son el fallecimiento de mi propia hija a causa de un fatal accidente y del padre de la misma en un breve lapso de tiempo. Un golpe muy difícil de encajar para el cual debo agradecer todas las muestras de cariño y preocupación que nos habéis hecho llegar.

Gracias de todo corazón, un apoyo realmente importante para todos nosotros. En este tiempo, me he aferrado al amor de todos vosotros, al apoyo de toda mi familia y a mi propio sentimiento católico y espiritual, sabiendo que por ello solo albergo paz en mi pecho ante mi convencimiento de que ahora descansan comenzando una nueva vida en el cielo.

La iglesia es la casa de todos los feligreses y mi parroquia, la iglesia de Nuestra Señora de Consolación de Santander, la consideraba mi casa desde hace más de cuarenta años que fue el momento en que nací. Por ello, para mi era muy importante que la parroquia que albergó los acontecimientos más importantes de la vida cristiana de mi hija fuera el lugar en el que todos pudiéramos despedirnos de su alma, rezar por ella y rendirle homenaje dándole el funeral que ella quería en vida.

Ser despedida con música rociera ya que esta era su pasión y el motor de su corta vida: La música y el baile. Siempre con el respeto que toda la comunidad tenemos a tal sagrado templo y al sacramento de la Santa misa. Además, mi hija antes de fallecer, estando presenciando el funeral de una amiga y hermana para mi que era su tía y confidente, declaró que le parecía una falta de respeto realizar el acto de la colecta en esas circunstancias ante el dolor que se palpaba en el lugar, considerando que existían formas alternativas para aportar de una manera económica en ese contexto, a través de una donación previa o posterior a la eucaristía.

De este modo yo le trasladé al párroco ambas peticiones, la de tener música rociera en la liturgia, de una manera consensuada en el repertorio y en los momentos, y de pedirle que no se realizara el acto de la colecta durante la Santa misa pudiendo compensarlo con una donación económica superior a lo que se podría recaudar.

El señor párroco no accedió en ninguno de estos términos aduciendo que era su casa y sus reglas, negándose a poder despedir a mi hija cómo a ella le hubiese gustado alegando reiteradamente, con arrogancia y nepotismo, que las leyes de esa parroquia las dictaba él. Y lo que es más grave, jactándose de su estatus y amistad con el obispo como símbolo de poder.

Esto nos obligó a trasladar los actos funerarios a la parroquia de la Bien Aparecida donde pudimos desarrollar el funeral de una manera respetuosa y llevar a cabo una bonita y emotiva despedida de nuestra querida hija. Ese martes tres de septiembre queda marcado en mi corazón como el día en que tuve que decir adiós a mi hija y como el día en que sentí que mi parroquia, donde hace 49 años fui bautizada, no parecía ni mi casa ni mi refugio espiritual.

Banner SITO BUEY 400

Aún así, las flores que no entraban en la iglesia de la Bien Aparecida, ya que mi hija era un ser increíble y muy amada como así se lo demostraron en su despedida, fueron a parar a los pies de la virgen de Consolación y al Cristo de la Salud.

Como anteriormente indicaba, quince días después de celebrar la despedida de mi hija de este mundo, su padre nos dejaba para ir al encuentro de su hija en el cielo. Francisco, criado en ese mismo barrio que nos vio crecer a mi hija y a mi misma, sentía la misma devoción que profesamos toda la familia a la Virgen de Consolación.

Declaró en vida que su despedida, para la cual se llevaba preparando desde hacía mucho tiempo luchando contra una grave enfermedad, quería que fuese alegre en la medida de lo posible, rememorando los buenos momentos y pudiendo existir algún momento con sentimiento y arranque de música y cante flamenco, que como bien saben es un arte íntimamente ligado con la fe.

ifomo1920x400

Además, de acuerdo con el deseo expreso y declarado tanto por él mismo como por su hija fallecida, su familia también solicitamos la no realización del acto de la colecta y por contra dotar a la parroquia de una donación económica. Ambas peticiones fuero denegadas nuevamente con egocentrismo, altanería y dejando claro que esa iglesia era de su propiedad. Pero en esta ocasión nadie nos iba a sacar de nuestra parroquia.

Y por él, por Paco, accedimos a celebrar la misa en la parroquia que lo vio crecer tanto a él como a todos sus seres queridos. Dejando a un lado el tema musical de la liturgia, volvimos a reiterar al párroco el deseo expreso del fallecido de que no se recogiera dinero en su funeral. No lo consideraba digno de un momento así. Y creemos que las últimas voluntades de los seres humanos, sobretodo siendo tan pequeñas como esta, deben intentar cumplirse. Pues nada. A mitad de funeral, el párroco solicitó a la Sor que realizara tal acto.

La rabia y el dolor que hemos sufrido nuestra familia en estos días afloró y de una manera respetuosa me levanté y acompañé a la Sor pidiendo que nadie donara ni un céntimo. Fue un momento surrealista pero era la voluntad de un ser humano amado por nosotros y que desgraciadamente no podía decir lo que sentía.

damelapata_banner

En lugar de poder encontrar consuelo en este momento en mi iglesia, la Sor ahondaba más en la llaga con todo tipo de miradas desafiantes y el párroco, cuyo sermón tuvo un contenido más acusador que de aliento, nos profirió una serie de amenazas al más puro estilo de la mafia.

Amenazando incluso con dejar de celebrar la misa en el punto que se encontraba y entrando en una batalla dialéctica con la otra hija del fallecido. Una chica rota por el dolor que tuvo que sentir el dedo acusador de quien debe reconfortarla por el mero hecho de salirse con la suya y hacer lo que él quería para demostrar que era el rey del cortijo, como se dice vulgarmente.

automoviles-miguel-angel-1200x251-26441

Además, al finalizar la misa no nos informó de los rosarios y las misas posteriores en memoria del fallecido, no dio el pésame a la familia y ni despidió y ni acompañó al difunto a la salida. Por suerte, Dios nos obsequió con un sacerdote maravilloso en el crematorio con el que pudimos despedirnos de él y encontrar consuelo en las palabras de este hombre caído del cielo.

Ante estas circunstancias y viendo que el egoísmo, la codicia y la soberbia son el motor del señor párroco de mi iglesia y que esta es también la de todos mis vecinos, quiero que todo el mundo sepa lo anteriormente relatado esperando y rogando que nos traigan un nuevo sacerdote que sepa lo que es la humildad y la compasión ya que vivimos días en los que la fe se ve cuestionada en nuestra sociedad y con personas así hacemos un flaco favor a toda la comunidad.

400BDADB-D79B-4D63-87DB-8801D9EB3CD1

La madre de la joven fallecida en la orquesta denuncia: "el cura nos profirió una...
Comentarios