martes. 27.09.2022

Santander participa en un proyecto europeo de integración de inmigrantes y refugiados

CANTABRIA.-AMP.- Santander participa en un proyecto europeo de integración de inmigrantes y refugiados

Santander participa en un proyecto europeo que tiene por objetivo la integración de refugiados e inmigrantes procedentes de países de fuera de la Unión, mediante la colaboración y trabajo en red con personas y agentes sociales de las comunidades de acogida.

La iniciativa, denominada 'Mingle' (que en inglés significa mezclar), busca generar capital social y humano, a través de diversas acciones y experiencias, en las que colaboran diez socios -la mitad privados y el resto entidades públicas- de cinco estados miembro: Grecia, Chipre, Suecia y Alemania, además de España.

En el caso de la capital cántabra, el Ayuntamiento participa a través de la empresa Santurbán, dependiente de la Concejalía de Empleo y Desarrollo Empresarial, y destina a este proyecto 40.000 euros --que se suman al presupuesto del departamento de Familia y Servicios Sociales--.

También colabora Documenta, el Instituto Europeo de Estudios para la Formación y el Desarrollo. Su presidente, Javier Farto, ha presentado el proyecto, que persigue involucrar a al menos un millar de personas de los cinco países participantes, la mitad de ellas locales y el resto nacionales de terceros países (inmigrantes de fuera de la UE).

Se hará a través de la participación de asociaciones y ONGs, y trabajando diferentes aspectos y habilidades, como el idioma, o mediante visitas y actividades, según ha explicado en una rueda de prensa acompañado de las concejalas de Familia y Servicios Sociales y Empleo y Desarrollo Empresarial, María Tejerina y Ana González Pescador, respectivamente.

Según ha detallado Farto, 'Generando capital social y humano para nacionales de terceros países' cuenta con un presupuesto global de más de 683.000 euros entre los diez socios de los cinco estados comunitarios y una duración de dos años, desde enero de 2018 a diciembre de 2019.

El proyecto, que también pretende mejorar las perspectivas económicas, laborales y sociales de los participantes, que recibirán asesoramiento personalizado, incluye diversas actividades, como cursos de idiomas -que suman 350 horas de clase-, visitas institucionales y culturales -para conocer mejor la región en cuestión y los recursos sociales disponibles-, talleres para la formación de las personas que dirigirán los intercambios, o experiencias 'mingling', para crear una comunidad que rompa barreras formadas en base a prejuicios, así como sesiones de tutorización individualizada.

En materia de lenguaje, los cincos estados participantes han acordado centrarse en idiomas como el francés -que hablan muchos inmigrantes procedentes del norte y centro de África-, persa, árabe o ruso.

En el caso de Santander, a partir del mes de septiembre se comenzarán a impartir cursos de castellano en colaboración con entidades que trabajan ya en este campo.

También se pondrá en marcha una campaña de difusión, a través de folletos informativos y carteles en varios idiomas, para acercar el programa a los potenciales beneficiarios.

Como complemento a las acciones que se desarrollarán en cada una de las ciudades participantes se creará una plataforma online en la que se compartirán las distintas experiencias para que puedan ser replicadas en otros lugares.

Santander participa en un proyecto europeo de integración de inmigrantes y refugiados
Comentarios