sábado 07.12.2019

Santa Cruz de Bezana.- El Ayuntamiento reivindica la efectividad de la Ordenanza anti-botellón

Como ejemplo del "éxito" de esta medida destaca la reducción de denuncias durante las fiestas de San Juan

Jóvenes de Botellón
Jóvenes de Botellón

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana ha reivindicado la efectividad que está teniendo, a su juicio, la Ordenanza municipal contra el botellón aprobada el pasado septiembre y como ejemplo de su "éxito" ha destacado la reducción de las denuncias por este tipo de consumo de alcohol en la vía pública durante las Fiestas de San Juan, celebradas el pasado 22 de junio.

En un comunicado, ha explicado que, durante el transcurso de las fiestas, la Policía Local de Santa Cruz de Bezana denunció a 44 personas por botellón durante la Fiesta de San Juan, un número "enormemente" menor que el pasado año, lo que, según el Consistorio, muestra el "éxito" y la efictividad de la Ordenanza municipal para frenar el consumo de alcohol en la vía pública aprobada el pasado septiembre.

Además de las denuncias por botellón, la Policía Local denunció a otras dos por insalubridad cívica y tres por alteración del orden público y detuvo a una por tráfico de estupefacientes.

La Fiesta de San Juan, celebrada en pleno corazón del pueblo de Bezana, varió ligeramente su ubicación, trasladándose de la Plaza Margarita, hasta el aparcamiento de la avenida San Fernando, lo que, según el Consistorio, ha contribuido también a mejorar el control y la vigilancia del recinto destinado a la fiesta.

Además, en esta ocasión, se reforzó el número de agentes de la Policía Local, tanto durante el transcurso de la fiesta como en las horas previas, lo que, según el Ayuntamiento, "desanimó a muchos jóvenes a instalarse en las inmediaciones de la zona".

Todo ello, permitió, según el Consistorio, que el público asistente pudo disfrutar de esta primera fiesta del verano "con total normalidad".

El alcalde de Santa Cruz de Bezana, Alberto García, ha explicado que la nueva Ordenanza antibotellón es una medida "disuasoria" y no "recaudatoria".

En ella, se clasifican las infracciones en muy graves, graves y leves con multas desde 1.001 euros hasta 3.000 euros para las primeras, desde 501 hasta 1.000 euros para las segundas y de 150 a 500 euros para las terceras, y recoge que los padres o tutores, en el caso de menores, serán también responsables directos y solidarios de las infracciones cometidas siempre que, por su parte, conste dolo, culpa o negligencia, incluida la simple inobservancia.

El importe de las sanciones económicas obtenidas por la aplicación de esta ordenanza se destinará íntegramente a financiar programas de ocio para jóvenes y para reparar los daños ocasionados en bienes municipales si los hubiera y podrán ser reducidas con trabajos o actividades en beneficio de la comunidad o mediante la participación en un curso sobre la prevención del consumo de alcohol y el conocimiento de sus efectos sobre la salud.
 

Santa Cruz de Bezana.- El Ayuntamiento reivindica la efectividad de la Ordenanza...
Comentarios