sábado 6/3/21

La Fundación Oso Pardo pide que no se admitan las solicitudes para parques eólicos en el suroccidente asturiano

Montes del suroccidente asturiano

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha solicitado a las administraciones estatal y asturiana la inadmisión a trámite de los parques eólicos 'Carola' (90 MW), 'Chagüetos' (60 MW), 'Gobia' (100 MW) y sus infraestructuras de evacuación, situados en los concejos de Cangas del Narcea, Somiedo y Tineo (Asturias).

La solicitud de autorización administrativa previa y de evaluación ambiental de los tres parques se encuentra en estos momentos en fase de información pública (BOE de 19 de febrero de 2021).

Además, forman parte de un conjunto de cinco parques situados muy próximos, propuestos por la misma empresa promotora Green Capital Development XIII y con infraestructuras comunes de acceso y de evacuación eléctrica, por lo que han de ser considerados como una actuación única a los efectos de su impacto sobre la biodiversidad, los hábitats, la Red Natura 2000 o el paisaje.

"Estos parques eólicos no deberían ser aprobados, y ni siquiera sometidos a tramitación, porque no cumplen la normativa asturiana vigente, ya que su ubicación propuesta se encuentra dentro de la "zona de exclusión eólica" establecida en las Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio para el aprovechamiento de la energía eólica en Asturias", sostienen desde la Fundación en nota de prensa.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

Así, entienden que se trata "de un uso prohibido en dichas zonas". "La exclusión viene motivada entre otras razones porque se encuentran dentro del área de distribución del oso pardo, muy próximos además a varias áreas críticas para la especie, e incluyen aerogeneradores e infraestructuras dentro de varios espacios de la Red Natura 2000 y de los Parques Naturales de Somiedo y de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias", añaden, para incidir en que "los instrumentos de gestión de ambos parques establecen que en esas zonas los parques eólicos son un uso prohibido".

"El impacto ambiental de estos parques eólicos es severo, no solo individualmente sino también en conjunto. Se ubican en cordales montañosos de alta calidad para el oso pardo, en cuyas laderas se localizan todos los años osas con crías y en los que su construcción provocaría, además de un enorme impacto paisajístico, un incremento de accesibilidad y una pérdida de la calidad y tranquilidad necesaria, con el correspondiente efecto barrera para el oso y otras especies", afirman.

Con todo, desde la Fundación Oso Pardo apuestan "por las energías renovables y por los compromisos adquiridos por nuestro país para reducir el efecto invernadero y hacer frente al cambio climático". "Pero creemos y solicitamos que se realice una cuidadosa evaluación ambiental estratégica de las nuevas propuestas energéticas, y que los parques eólicos que se aprueben se ubiquen en los lugares en los que su impacto ambiental sea menor, excluyendo en todo caso el área de distribución del oso pardo y los espacios de la Red Natura 2000", dicen.

La Fundación Oso Pardo pide que no se admitan las solicitudes para parques eólicos en...
Comentarios