Los casos de lepra disminuyen un 37 por ciento a consecuencia de la pandemia

La lepra ha registrado en 2020 127.396 casos en todo el mundo, lo que supone un descenso del 37 por ciento, en concreto, 202.185 casos menos que en 2019, de acuerdo con datos de 127 recopilados por la OMS, y que la Fundación Fontilles ha difundido este jueves, con motivo de la celebración del Día Mundial contra la Lepra (30 enero).

Este informe de la OMS, publicado en su revista 'Weekly Epidemiological Record', matiza que el descenso no es consecuencia de una menor incidencia sino de la reducción o interrupción de los programas de detección de la lepra a causa de la COVID-19, ante lo que provoca que la organización sanitaria advierta de que "la interrupción de la detección puede dar lugar a casos ocultos y a un probable aumento de discapacidades asociadas".

En este sentido, el comité técnico de la Federación Internacional de Entidades contra la Lepra (ILEP), de la que Fontilles forma parte, considera que la reanudación de las actividades rutinarias de detección tras su interrupción durante la pandemia supondrá el afloramiento de una acumulación de casos que no fueron diagnosticados en 2020 y parte de 2021, lo que provocará un pico en la incidencia general durante los próximos años.

Este año, Fontilles ha puesto en marcha la campaña Cero estigma, Cero lepra, con la que pretende concienciar sobre la necesidad de erradicar el estigma, "principal obstáculo para acabar con la lepra", según explica Yolanda Sanchis, directora de Sensibilización y Voluntariado de la entidad.

"Ello es consecuencia de que, pese a que es una enfermedad que se puede curar, su tratamiento no llega a tiempo a todas las personas que lo necesitan como consecuencia del miedo a ser apartadas de sus comunidades. A su vez, las discapacidades y deformidades que causa la enfermedad si no es tratada a tiempo agudizan dicho estigma", ha añadido.

En España, en 2021, se han notificado al Registro Estatal de Lepra del Instituto de Salud Carlos III-Centro Nacional de Epidemiología cuatro nuevos casos: tres en Andalucía y uno en Baleares. Al finalizar el año, había 16 personas en tratamiento: cuatro en Andalucía, tres en Baleares, tres en Madrid, dos en la Comunidad Valenciana, uno en Cantabria, uno en Castilla-La Mancha, una en Cataluña y uno en País Vasco.

En 2020, de acuerdo con la misma fuente, se notificaron dos nuevos casos: uno en las Islas Baleares y otro en el País Vasco. Dicho año acabó con 16 personas en tratamiento: cinco en Madrid; dos en Castilla- La Mancha, Cataluña y la Comunidad Valenciana; y uno en Andalucía, Baleares, Cantabria, Castilla y León y el País Vasco.

Comentarios