jueves. 06.10.2022

El poeta, escritor y crítico literario rumano Mircea Cartarescu ha reivindicado el papel de la poesía como "forma de vida" más allá de su valor artístico, así como el "optimismo" y el poder "esperanzador" que tiene para ayudar a la gente a superar las dificultades de la vida y "seguir adelante".

A través de tres pequeñas historias orientales, Cartarescu, que ha sido investido este jueves 'doctor honoris causa' por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha expresado lo que para él supone la poesía, que "no solo es un arte o escribir poemas", sino también sabiduría y una "manera de ver las cosas, de estar conectado con el destino humano".

"Siempre he pensado que todos vivimos en un gran poema, que somos personajes de una gran novela o poema como es la creación", ha manifestado el escritor, quien considera que la poesía es "universal" y puede encontrarse en "todas partes" y en cualquier ámbito de la vida como en las matemáticas o la física. "Cuando los matemáticos hablan, por ejemplo, de una bonita demostración, esa belleza estética es poesía", ha precisado.

Así, en la primera de las pequeñas historias que ha narrado durante el acto de investidura, un hombre importante recolectaba todos los libros del mundo para obtener toda la cultura y sabiduría del ser humano sobre la vida, pero ante la cantidad de información, iba pidiendo a los sabios que concentrasen todo ese conocimiento primero en un solo libro, luego en una página, después en tres palabras, y finalmente en una: "Quizás".

Cartarescu ha relatado que la palabra escogida por los sabios representa que lo único que garantiza la supervivencia del ser humano en el mundo es "la esperanza". "La esperanza es lo que nos hace seguir adelante, lo que nos hace seguir viviendo día a día, si no tuviésemos esperanza no podríamos resistir las dificultades de la vida, porque la vida es dura", ha enfatizado el artista, para el que "la poesía es esperanza" porque siempre mira "hacia el futuro".

En segundo lugar, y más arraigado a la vertiente artística de la poesía, ha subrayado la importancia de la "sencillez" en todas las áreas de conocimiento a través de una anécdota budista en la que un maestro le enseña a su aprendiz el valor de saber mostrar su amplio conocimiento de manera sencilla y concreta, yendo "directo hacia el corazón del lector" sin ser excesivamente técnico. "Esa es la perfección", ha dicho.

Finalmente, con su tercera anécdota ha incidido en que la sabiduría es "tener la mente abierta" y aceptar el punto de vista de otras personas, pensar de una forma relativa y considerar que uno no tiene la verdad absoluta, porque, ha insistido, "quienes piensan que tienen la verdad absoluta son los extremistas" que "opinan sobre todo y no aceptan a quien no piensa como ellos".

En este sentido, ha señalado que la poesía es "la cosa más abstracta que existe", algo que siempre está cambiando y que la sociedad necesita aunque no sea "consciente" de ello. "La poesía nos ayuda a vivir, a sobrevivir, porque está concentrada en una sola palabra: Quizás", ha concluido Mircea Cartarescu.

HONORIS CAUSA Y DOCENCIA

Sobre haber sido investido como 'doctor honoris causa' por la UIMP, Cartarescu se ha mostrado "muy agradecido" y ha indicado que "es uno de los días más bonitos de su vida". Además, ha destacado el "admirable" trabajo de la institución durante los días que ha pasado en Santander.

"Creo que estáis haciendo un noble trabajo ayudando a las personas a desarrollar sus capacidades y convertirse en gente culta y maravillosa", ha resaltado el también docente sobre la UIMP, quien ha asegurado sentirse "muy afortunado" por recibir esta distinción y por haber, sobre todo, dedicado su vida a la docencia, que es "exactamente lo que quería hacer", además de cumplir su sueño de ser poeta.

Por ello, ha destacado que ser profesor es "una de las profesiones y vocaciones más nobles que alguien puede tener, porque significa crear e inventar el futuro, y ayudar a las personas a ser ellos mismos y compartir el conocimiento con las nuevas generaciones".

Durante el acto, y antes de que el escritor recibiese las condecoraciones como nuevo doctor 'honoris causa' de la UIMP, su madrina y encargada de leer la 'laudatio', Fanny Rubio, ha hecho un recorrido por la vida y trayectoria profesional de Cartarescu, poniendo en valor su lucha ante la censura de Rumanía durante su juventud.

También ha relatado que ante esa violencia y censura crecieron los poetas como él, "resistente", que nunca se rindieron ante la búsqueda de la libertad, y ha subrayado la calidad de todas sus obras.

Por su parte, el rector de la UIMP, Carlos Andradas, ha recordado que después de otras grandes personalidades que han sido nombradas doctor 'honoris causa' de la institución durante las últimas semanas (Jaume Plensa y Luisa De Cola), hoy es el turno de "a un escritor magistral y con una imaginación desbordante que ha transformado el panorama literario rumano, europeo y mundial".

Mircea Cartarescu reivindica la poesía como "forma de vida" y esperanza ante las...
Comentarios